Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Sutil cooptación

LOS MOCHIS

El alcalde de Ahome, Arturo Duarte García, se reunió ayer con los presidentes de los partidos políticos bajo el argumento de encontrar coincidencias y resolver diferencias en beneficio de los ahomenses. Con Duarte García y el secretario del Ayuntamiento, Álvaro Ruelas Echave, estuvieron la presidenta del PRI, Nora Arellano Chávez; del PAN, Óscar Peña; Lucio Antonio Tarín, del PRD; Gualberto Vázquez, del Movimiento Ciudadano; Leonel Valenzuela, del Partido Sinaloense, y Miguel Ángel Flores, del Partido del Trabajo.

En la versión oficial y comodina, el encuentro lo divulgan como de avanzada, de civilidad, madurez y responsabilidad, argumento que no tiene la más mínima credibilidad entre los ahomenses. En principio, el cónclave lo hicieron a puerta cerrada para que lo que ahí se discutiera quedara entre ellos, como secreto de estado. En ese sentido, el discurso de política de puertas abiertas y de transparencia queda en demagogia. De los que ostentan el poder y de su aliada, la presidenta del PRI, Nora Arellano, no se extraña, pero lo que llama la atención es que los líderes de oposición lo avalen, en un entreguismo que habla de una sutil cooptación cuya vertiente más original es la constitución de la mesa de diálogo.

Arturo Duarte y Nora Arellano encontraron el camino perfecto para tener calladitos a Óscar Peña, Lucio Antonio Tarín, Gualberto Vázquez, Leonel Valenzuela y a Miguel Ángel Flores, quienes parece que cojean del mismo pie: que los adulen de ser una "oposición responsable". Ya esa práctica la tenía entrenada Nora Arellano con Óscar Peña, quienes un día se criticaban en campaña y al otro día aparecían juntos muy sonrientes. Al final a Óscar Peña se lo comieron, como parece que le gustó. Así, Duarte los va a entretener con esa mesa de diálogo.

Los ahomenses no tienen nada de qué vanagloriarse porque en el fondo el proyecto es domesticar a los líderes opositores, quienes se dejan querer sin reparar en su responsabilidad histórica.