Opinión

TERCER PISO

Por: Tercer Piso

Rescate. Los primeros recursos del Gobierno del Estado han comenzado a fluir hacia el Hospital Pediátrico de Sinaloa, que desde el pasado viernes forma parte de la Secretaría de Salud; y la primeras acciones han sido destinar nueve millones de pesos para comprar medicamentos e insumos necesarios para prestar todos los servicios y para obtener un stock que les dure dos meses. En los próximos días comenzará a fluir el dinero para el rescate financiero, y habrá un recorte de personal administrativo que esté de más, para contratar a más enfermeras que son necesarias, pero sin dañar los derechos de trabajadores sindicalizados. Son muchos los ojos que están puestos sobre el Pediátrico, donde se ha comenzado a poner orden. Esto mismo hace falta que hagan en el resto de los nosocomios del sector de la salud.

Del enredo en redes. Después del lío que se armó en las redes sociales porque un grupo de panistas se preguntaba por qué el candidato a la diputación del distrito federal 2 de Ahome tenía credencial de elector con dirección de Culiacán, fue el mismo panista quien rápidamente aclaró que hizo el cambio de domicilio y hasta exhibió su credencial con dirección del fraccionamiento Tabachines, en Los Mochis. ¡Ah!, incluso dijo que tiene su carta de residencia emitida por el Ayuntamiento de Ahome, pero, lo más importante, dicen que ya tiene en la bolsa la diputación federal. Con razón no faltó quien dijera que ese «grupo» de panistas que lo andan ventaneando eran nada más y nada menos que Zenén Xóchihua y Miguel Ángel Camacho. Míralos pues, donde quiera se cuecen habas.

Los tiempos cambian. Luego de registrar su precandidatura ante el Comité Directivo Estatal, el exlíder local del PAN en Mazatlán, Martín Pérez Torres, deberá enfrentar al tres veces exalcalde de Mazatlán, Alejandro Higuera Osuna, quien busca llegar por cuarta ocasión a dirigir al municipio. Ante la experiencia de Higuera Osuna, quien dirige toda una corriente interna, aparentemente Pérez Torres tiene ante sí un gran reto.

¿Tiene miedo? Vaya situación que se percibe en torno al exalcalde Ramón Barajas López, quien en los últimos días ha dado mucho de qué hablar. Primero con los productores agrícolas que lo señalaron de ser uno de los «coyotes» que están marcando el bajo precio de la producción de frijol, y por otro lado resurge de nueva cuenta el tema de los policías municipales que se llevó como escoltas personales cuando se fue en aquel abril del 2013 cuando solicitó licencia para buscar ser candidato a diputado local. Pues bien, desde entonces, el actual agente estatal de la Financiera Nacional sigue haciendo uso de estos elementos, aun cuando la ley establece que solo podía gozar de este beneficio tres años después de terminado su periodo como alcalde. Y resulta curioso que ni el actual presidente Víctor Manuel Espinoza Bojórquez traiga policías escoltándolo y que, por cierto, únicamente se limitó a decir que sus motivos tendrá Barajas para mantener esta decisión.

Sin remedio. Las criticas le llovieron al presidente municipal de Angostura, José Manuel «Chenel» Valenzuela, pues en vez de acudir a la comunidad de Alhuey para dialogar con los vecinos y darles una solución al problema de la quema del basurón municipal y que no los dejó dormir por la terrible contaminación del aire, un problema que se ha venido presentando de manera frecuente, el señor alcalde se fue mejor a comprar las bolsas de dulces que usó para la entrega en el recorrido de los carros alegóricos del Carnaval Guamúchil 2018. Mientras arrojaba, la gente le gritaba que si cómo estaba la gente de Alhuey, y él nada respondía.