Opinión

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Movilización. Los productores agrícolas cumplieron su amenaza, y ayer se volvieron a movilizar en todo el estado, pero la protesta más fuerte fue en la delegación de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), en la ciudad de Culiacán, en donde se concentraron miles de campesinos y cientos de tractores. Hay mucha incertidumbre por el problema de comercialización del maíz, y, en medio de esa desesperación, los agricultores decidieron bloquear el acceso al aeropuerto y llegar hasta el edificio de la terminal aérea para manifestarse contra la nueva política del Gobierno federal, que encabeza Andrés Manuel López Obrador. Esta decisión fue contraria a lo que plantearon los líderes de las organizaciones campesinas, que proponían marchar por el bulevar Zapata, pero la mayoría prefirió hacerlo hasta el aeropuerto, lo que afectó a muchas personas que tenían que tomar un vuelo. Como resultado de esta manifestación y las tomas de las casetas de peaje de Cuatro Caminos y San Miguel Zapotitlán, los agricultores consiguieron una audiencia con el titular de Sader, Víctor Villalobos, para hoy, en la Ciudad de México, y planean acudir a la conferencia matutina de AMLO de mañana para hacer más presión.

Exceso. Muchos vieron bien que el senador priista Mario Zamora Gastélum brindara el respaldo a los productores en su exigencia de mejores precios a sus cosechas de maíz y trigo, pero a lo que le pusieron peros es a su postura de exhortarlos a seguir los pasos del ahora presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, cuando era opositor, que llegó hasta a tomar pozos petroleros. Es decir, Zamora Gastélum los incita y avala para que tomen acciones que transgreden la ley, como el bloqueo de carreteras, la toma de casetas de peaje, etcétera. Dicen que el senador, por su propia investidura, debe ser el principal promotor del Estado de derecho. El senador estuvo ayer en Los Mochis con una organización de periodistas en la que trató algunos temas, pero lo que sorprendió a muchos es su posición de la lucha de los productores que tomaron la caseta de peaje de San Miguel y otras acciones a lo largo y ancho de Sinaloa.

Expectantes. En Mazatlán están muy al pendiente del regreso del alcalde, el morenista Luis Guillermo Benítez Torres, quien se encuentra de viaje por Acapulco, Guerrero, donde participa junto con una comitiva sinaloense en el Tianguis Turístico Internacional. Esto porque el munícipe anunció que llegará con muy buenas noticias para el desarrollo de ese puerto. Hasta ayer solo había compartido que comparte la visión planteada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para mantener el crecimiento y la seguridad en las ciudades turísticas del país: igualdad social y trabajo para mantener la paz social y evitar que los visitantes sean ahuyentados por la violencia.

Muy prestados todos. Aunque se diga que la manifestación de productores no es política, llama la atención que el movimiento realizado ayer en la caseta de Cuatro Caminos, en Guasave, estuvo invadido de personajes que figuran en el priismo local. Muchos de ellos posaron en grupo para la selfie, mujeres y hombres, como la propia secretaria del PRI, Águeda Valenzuela, y acompañantes, quienes por cierto lucían muy sonrientes, como si no hubiera tal inconformidad. Entre los comentarios y las críticas en redes destacó que antes, cuando gobernaba el PRI, no se animaban a salir a participar en estos movimientos, por lo que ahora resulta extraño que les surja el fervor por la defensa del campo.

¿Sin plan B? El municipio de Mocorito es uno de los más afectados durante la temporada de estiaje, y es precisamente entre los meses de abril y mayo cuando baja el nivel de los mantos friáticos, lo que ocasiona graves problemas, y aunque se asegura que la planta potabilizadora se estará activando en estos días, la demanda del vital líquido ha aumentado debido a las altas temperaturas registradas, pero en caso de que llegara a fallar uno de los pozos, la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mocorito (JMAPAM), a cargo de Fernando Nájar López, al parecer no cuenta con un sistema emergente para suministrar el agua a los hogares, lo que sería una situación muy grave.