Selecciona tu región
Opinión

Tarea urgente

En Sinaloa, la pobreza ha crecido en los últimos años, pese a los esfuerzos tanto del estado como de la Federación.

Por El Debate

-
Mazatlán, Sinaloa.- Quiza uno de los rostros más duros de la pobreza sea la desnutrición de las personas a causa de que no tienen el suficiente dinero para alimentarse. Este es un problema que está presente en muchas colonias de Mazatlán e igualmente en la zona rural. A lo largo de muchos años, debido al oficio periodístico, hemos sido testigos de cómo la pobreza alimentaria persiste y cómo nuevas generaciones de niños nacen con todo en contra, pues empiezan a vivir con la desnutrición como una condición casi natural, impuesta por la marginación de la cuna donde les tocó nacer. En Sinaloa, la pobreza ha crecido en los últimos años, pese a los esfuerzos tanto del estado como de la Federación. Y es que las familias más pobres ni siquiera ganan para comprar alimentos suficientes y de calidad. El resultado es la ingesta de alimentos básicos de mala calidad o incluso de comida chatarra, que suele ser más barata y estar más al alcance. El gobierno debe convertir en una prioridad elemental reducir los índices de desnutrición con estrategias distintas a las actuales, que sólo parecen perpetuar y multiplicar la pobreza. 
 
Síguenos en