Opinión

Tatiana Clouthier hace el relato de cómo un pueblo de pie puede lo imposible

DEVERAS

Por  GERARDO VARGAS LANDEROS

Tatiana Clouthier hace el relato de cómo un pueblo de pie puede lo imposible.

Juntos hicimos historia es un libro de 306 páginas de la editorial Grijalbo, con fecha de impresión de febrero del 2019, ilustrado con once fotografías a colores. Se lee de un tirón en día de puente finsemanal, gracias a su prosa llana y sin adornos que atrapa la  atención e interés del lector desde la primera a la última página.

La autora no se anda por las ramas para contar los sucesos, y sin rodeos nos franquea las puertas de acceso a las interioridades de una campaña presidencial en que se dirime nada menos quien conducirá  el gobierno de una nación  de 154 millones  de seres humanos; 130 en el territorio nacional y 24 millones de compatriotas que viven en Estados Unidos.

A este anecdotario le ponen sal y pimienta las escaramuzas que le tocó vivir a la protagonista en esta serie apasionante de debates en que “Caperucita Roja” se burló y puso en evidencia a “lobos feroces” desdentados como Javier Lozano y Aurelio Nuño. Para deleite del lector, Tatiana Clouthier también platica de sus grescas sostenidas con José Antonio Meade, Enrique Krauze, Manuel Bartlett, Vicente Fox, Lorenzo Córdova, Cuauhtémoc Blanco, Alberto Anaya y Rubén Rocha, y así nos enteramos de lo que pasó tras bambalinas, o sea cómo y por qué se dieron estos incidentes que trascendieron a la prensa impresa y electrónica como chismes sabrosos, pero incompletos, con repercusiones inmediatas en esa inmensa caja de Pandora que son las redes sociales, que lo que no saben lo inventan, fábrica inagotable e implacable de fake news.

Estas famosas y “benditas” redes sociales no surgieron por generación espontánea. Su auge y alcance inusitado en la creación del “efecto AMLO” en el proceso electoral del año pasado no fue una casualidad afortunada. A través de las confidencias del libro, llegamos a saber que, en realidad, fueron producto de una labor deliberada e inteligente de un pequeño y selecto grupo de jóvenes genios cibernautas coordinados por la jefa de la campaña de ya saben quien. 

Otros velos que descorre el libro, además de la confianza y afinidad entre la autora y la Dra. Beatriz Gutiérrez de López Obrador, son las preocupaciones y peripecias de los más cercanos a AMLO, relativos a los tres debates de los candidatos presidenciales, en que cobran relieve rasgos humanos de sensibilidad femenina de apariencia baladí, como son el saco holgado de AMLO o el hecho curioso de que fuera Jesús Ernesto, el hijo de 12 años quien le dijo “Ya no te dejes, papá” respecto a la agresividad de Ricardo Anaya, que lo condujeron a los desplantes del “Ricky, riquín, canallín”,  y el ademán de esconder la cartera, que sacaron de quicio al panista.

El valor testimonial del libro de Tatiana Clouthier radica en que “al dar la cara”, al exponer su experiencia personal como coordinadora general de la campaña presidencial, permite acceder al grueso del público al conocimiento de información exclusiva de las élites, o sea las tensiones, las simpatías y antipatías de los componentes de la cúpula.

Sin embargo, el mérito principal del libro Juntos hicimos historia consiste en que se trata de la crónica de una hazaña histórica, ya que es fiel constancia de la voluntad de un pueblo, por fin puesto de pie por el hartazgo, que reclama ser el dueño de su propio destino. Parafraseando al periodista norteamericano John Reed, este libro bien podría titularse 150 días que conmovieron a México.