Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Te extrañaremos, Dora... Descansa en paz

MALICIANDO
Avatar del

Por: Martha Alicia González

Lo importante es sentir a una persona como amiga. Lo demás, la frecuencia, la confidencia, todo puede ser prescindible. Sentir esa amistad, saber que es compartida, es algo precioso. Quiere decir que uno nunca esta solo, que uno puede contar con la otra persona, que acaso no está pensando en uno en ese momento (Jorge Luis Borges) .

VÁMONOS MALICIÁNDOLA. Amigos, no hallaba cómo empezar esta columna. Me fue difícil porque la sorpresiva noticia del fallecimiento de la estimada dama Dora González Güereña de Henderson, que consternó a todo Mazatlán, me entristeció mucho, porque sentí mío el dolor de mis amigos los Henderson González y los González Güereña y demás familia ante la tragedia de ver partir a esta gran señorona, tan llena de vida a sus 81 años cumplidos. La verdad, la vida le quedó a deber más tiempo a esta digna esposa, madre, abuela, tía e incondicional hermana.

CONOCÍ A la amiga Dora González Güereña desde hace muchos años. Los González Güereña, don Rafael y doña Marcela, vivían a dos cuadras de la casa de mis abuelos, así que era fácil ver seguido a las niñas y los niños González Güereña. Dora en especial me llevaba 11 años.

CUANDO FUE reina la admiré por su belleza y simpatía. Cuando al tiempo tuve la oportunidad de tratarla gracias a mi trabajo como cronista de sociales, siempre conté con su apoyo y disponibilidad para la realización de mi trabajo, por lo que le agradezco de todo corazón esa amistad tan incondicional.

EN UNA ocasión, durante una sabrosa entrevista platicó que su reinado había sido muy diferente a los demás ya que fue reina doble (Juegos Florales y Carnaval) en 1952, que don Rafael, su señor padre, durante su campaña trabajó mucho por llevarla al triunfo, y que como buen poeta que era, luego luego le hizo una frase y la mandó imprimir en unos votos que se repartieron en todo el puerto que decían así: "VOTA POR DORITA, PORQUE ES GRACIOSA Y ES BONITA".

GRACIAS A la confianza que me tenía, muchas veces estuve en su casa por la Belisario y por la 21 de Marzo. Fui a sus fiestas, las piñatas, primeras comuniones. Vinieron luego los reinados de las hijas, tanto para carnaval como para Señorita Sinaloa; luego las peticiones de boda, las bodas, los aniversarios, en fin, tantos y tantos eventos en los que Dora era la figura principal, pues gracias a su entusiasmo y actitud para la vida lograba hacer del evento algo para recordar. Le gustaba la vida social, bailaba, cantaba, era el alma de las fiestas. Recuerdo aquellas que las comadres hacían en el hotel Aguamarina para despedir a las hijas de su soltería, qué bonitas fiestas. Eran de tema en su mayoría y Dora se llevaba las palmas.

EN EL terreno de su matrimonio, lo que se ve no se juzga, se adoraban Jorge, su esposo, y ella. Eran un matrimonio ejemplar, inseparables, siempre juntos y enamorados. Fue también una madre excelente, con un inmenso amor para sus hijos, su Jorgito, Jacobo, Karla, Dorita, Marcela, Jessica y Anna, preciosas todas, eran su orgullo, y su amor el doctor Jorge Henderson Barrón. Recuerdo la fiesta de sus 80 años que le organizaron sus hijos en La Tramoya. Ahí, Dora, como cuando cumplió sus 50 años de reinado de carnaval, disfrutó la fiesta como nadie. Fue la reina de nuevo, y de vivir seguiría reinando pues su manera de ser se lo facilitaba.

HOY LA despediremos durante una misa en Catedral a las 10:00 horas, con sus cenizas presentes. Sonarán las notas del coro Guillermo Sarabia y cuando salga para cubrir el tramo a la que será su última morada en un nicho en la iglesia de San Judas Tadeo, se escucharán las notas de Los papaquis despidiendo a una de sus más bellas reinas, SGM, Dora I, reina doble del carnaval de 1952.