Opinión

'Temible' atrevimiento

MI PUNTO DE VISTA

Por: Luis Alfonso Félix

A José Luis Castillo se le recuerda por muchas cosas en su paso por el boxeo: fue campeón mundial; vivió y aprendió durante un largo proceso como sparring de Julio César Chávez; protagonizó dos encarnizadas batallas contra el desaparecido Diego "Chico" Corrales; y hay quienes creen que la etiqueta de invicto de Floyd Mayweather no debía existir porque sienten que el mexicano lo derrotó en aquel duelo del 2002.

El "Temible" de Mexicali, que heredó y defendió durante buen rato el cinturón ligero del Consejo Mundial de Boxeo que ostentó Chávez, está de vuelta y quiere tomar muy en serio su papel de peleador a los 40 años de edad.

Castillo ha protagonizado y ganado par de combates en este 2014. Si usted quiere, con boxeadores pocos peligrosos y conocidos, pero donde el cachanilla se ha expuesto demasiado, primero, por su edad, y segundo, por la poca actividad que tuvo previamente en los últimos tres años, en que suma apenas cuatro combates.

En realidad nunca ha parado, aunque tampoco ha mantenido esa continuidad y ritmo de aquella época en que reinó en dos etapas en la misma división.

Con motivo del combate de revancha que Mayweather le ofrece a Marcos Maidana este sábado en Las Vegas, José Luis había sido el único adversario al que el norteamericano se enfrentó en dos ocasiones defendiendo su corona, obligado precisamente por aquel fallo del 20 de abril del 2002, donde muchos vieron ganar al boxeador azteca, pero cuyo fallo por decisión unánime favoreció al moreno.

En la revancha, celebrada a fines de ese mismo año, la victoria de Floyd fue clara pero no tan contundente.

Castillo habló a un portal especializado en boxeo que Maidana no tenía ningún derecho a una revancha, porque ese primer encuentro resultó todo lo contrario a las expectativas que se generaron previos al choque. Y en parte tiene razón.

Quienes vimos la Floyd-Maidana estarán de acuerdo que careció de emoción, que fue de un solo lado, que no tuvo chispa, etc.

José Luis la considera, y en eso estamos de acuerdo, en que se trata de una revancha sin mucho sentido, a menos que el "Chino" traiga algunas armas que no enseñó, y que no tuvo tiempo de sacar en aquella primera reyerta.

Candidatos. Al parecer fueron tres solamente los pugilistas candidatos al Salón de la Fama Municipal en Culiacán: Leonardo "Chino" Bermúdez, Juan Soberanes y Valentín "Picoco" León.

Los dos primeros tendrán muchas ventajas porque fueron monarcas nacionales. León hizo una carrera interesante pero con mucha mala suerte. Nunca recibió la oportunidad de dirimir un campeonato del mundo. En sus mejores momentos lo mereció, pero nadie confió en él.

Tiene méritos, no lo discuto, porque Valentín se enfrentó a los mejores peleadores de su división, entre ellos, varios excampeones del mundo y otros tantos todavía en calidad de monarcas sin exponer la corona.

Creo que la pelea en serio estará entre el "Chino" y "Bull Terrier".

La familia del "Pringa" Hernández estuvo muy activa buscando elementos que sustentaran su paso por los cuadriláteros. Desconozco si habrán encontrado lo suficiente para haberlo inscrito, pero todo apunta a que se quedaron en el intento.

No me cansaré de insistir en que el excampeón nacional minimosca tiene los méritos. Cuestión de que alguien le dé ese empujoncito.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo Él sabe si podré hacerlo de nuevo.