Opinión

Temporada de abusos

Por  Jorge Luis Lozano

Algo tendrá quehacer el titular estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor en Sinaloa, Miguel Ángel Murillo Sánchez, para evitar que los daños provocados por las lluvias en la entidad se traduzcan en abusos en contra de los sectores pobres.

Y es que con el daño de las ciento de hectáreas a los cultivos y la reducción reportada en la producción de hortalizas se anuncian ya aumentos a los productos básicos. En medio de una situación de emergencia, productos como el tomate han pasado a costar hasta 15 pesos el kilo, cuando no hace mucho lo mismo costaba poco más de cinco pesos.

En la lista de posibles aumentos está el frijol, el chile y el recién aumento a la tortilla. El caso es que la temporada navideña inician con una cascada de aumentos que aún no muestra su verdadera magnitud. Una muy importante tarea entonces le espera al titular de la Profeco para que el oportunismo de los comerciantes no se imponga por sobre los intereses de las familias que menos tienen, como ya se ha hecho costumbre durante las temporadas decembrinas.

Estos días son los de mayor carga de trabajo para la Procuraduría Federal del Consumidor. Está la vigilancia de los productos de la temporada, las vacaciones que realizan los trabajadores durante el periodo y encima los aumentos que, sin ninguna justificación, quieren los comerciantes aplicar a los consumidores. Sin embargo, es prioritario garantizar el respeto de los derechos de las familias más desprotegidas que apenas obtienen dinero para los alimentos.

Los productores del sur de Sinaloa reportan una reducción de hasta el 40 por ciento de la producción en algunas variedades de hortalizas que podría traducirse en un rápido incremento de los precios en los mercados.  

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo