Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Tequila y whisky japonés no es imitación

ALGO DE NEGOCIO

Aunque no lo crean, los japoneses producen whisky desde 1870. Japón fue de los países más cerrados a los extranjeros. Durante el siglo 19 inició poco a poco a permitir más el contacto con otros países. De los primeros países con quienes comenzó a comerciar fue Portugal e Inglaterra. Fue de esa manera que conocieron el whisky e iniciaron a producirlo.

Shinjiro Tori era un farmacéutico, pero tenía un negocio donde compraba vinos portugueses que después vendía. Fue el primer empresario en montar una destilería de whisky en Japón, en el año 1923. Para esto contrató un paisano que estudió en Escocia la destilación de esta bebida, la idea fue dejar de importarlo y aprovechar el fuerte sentimiento nacionalista que tienen los japoneses, pero con excelente calidad. Originalmente, la empresa tenía un nombre muy japonés difícil de pronunciar para los occidentales. Hoy día se llama Destilería Nikka, de manera oficial, pero es reconocida en el mundo empresarial como Suntory Group. Aproximadamente, 18 miembros de la familia tienen el control de la empresa. La dirige un nieto del fundador, de nombre Nobutada Saji. El padre de este fue adoptado por el fundador de la empresa, Shinjiro Tori, pero en Japón es tradición que el hijo adoptado tome el apellido de la madre adoptiva, así que entre las familias Tori y Saji tienen el control.

Tal vez algunos recuerden la película Lost in Traslation (Perdidos en Tokio) con Bill Murray, donde su personaje fue a Japón para filmar anuncios de whisky. El lema de la campaña publicitaria era Para los tiempos de descanso, que sea suntory times, ese es el whisky japonés.

Los dueños de esta empresa son los segundos más ricos de Japón. Sus ventas anuales son por 20 mil millones de dólares. Aquí el crecimiento ha sido por medio de compras de otras empresas. El lema de esta es Yatteminahare, que traducido al español significa "ir por ello". Compró la empresa Frucor Bebidas en 600 millones de dólares. En 2009 adquiere Lucozade y Ribena Refrescos de Glaxosmith Kline en 1.7 mil millones de dólares. En 2010 compra Orangina Schweppes Group, en cuatro mil millones de dólares, y a principios de este 2014 compró a la norteamericana Bean Inc. en 16 mil millones de dólares. Emitieron deuda por 4 mil millones de dólares en el mercado y otra parte se pagó con dinero de la empresa y el resto fue financiado por un banco japonés. Tal vez los nombres de estas compañías no les digan nada, aquí les digo algunas de las marcas de bebidas que producen.

Las marcas de su whisky japonés más destacadas son: Yamazaki, Hakushu, Hibiki y Kakubin, así como los escoceses de malta Bowmore y el licor Midori. Once marcas de bourbon como la emblemática Jimbeam. Catorce marcas de tequila, vodka, ron y nueve marcas de coñac, brandy y ginebra. Las más reconocidas son las españolas Larios (ginebra), fundador y centenario Terry (brandy), Courvoisier, Canadian Club, Pinanacle, entre muchas otras. Con la última compra de Bean Inc., son los nuevos propietarios de los tequilas Sauza, Hornitos y Tres Generaciones que se producen aquí en México.

Así que ahora sí ya no existe ninguna bebida emblemática mexicana que sea de capital nacional, la cerveza Tecate es de la sudafricana Sabmiller, cerveza Corona de la empresa belga Inbev, hoy tomamos tequila japonés.

[email protected]