Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Tercer Piso

EL DEBATE

Se alborotó el gallinero. Sale a la luz lo que hace tiempo ya se sabía pero no había trascendido, y es lo relacionado a las diferencias existentes entre los miembros de su gabinete. Aunque Juan Nicasio Guerra Ochoa, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, asegura, jura y perjura, que ya se retractó de haberle mandado seis oficios a Juan Pablo Yamuni, jefe de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas, acusando al secretario Armando Villarreal por recortarle los recursos de diversos programas, es evidente que la relación institucional está dañada y difícilmente se habrá de restablecer con un "usted disculpe", más porque el único beneficiado de que se 'filtraran' dichos documentos fue Juan Guerra. Qué papelón el de Guerra, primero en negar la veracidad de esos documentos a nuestra redacción, luego llamar para decir, pues fíjense que siempre sí.

Procesos perdidos, la otra herencia. Ahora sí que el Ayuntamiento de Mazatlán necesita que alguien le eche la mano para tener una mejor asesoría legal, pues acaba de perder 3.5 millones de pesos por juicios que le ganaron 18 agentes preventivos. Claro, procesos que fueron heredados de la pasada u otras administraciones. No dudamos que los policías hayan tenido la razón y por eso el juez resolvió a su favor, pero influye mucho el trabajo de los abogados. Ahora tendrá que pagar esos 3.5 millones pero, ¿qué otros procesos hay pendientes? ¿Cuántos más vendrán durante la presente administración? Y si no se 'ponen truchas', podría seguir perdiendo dinero el Ayuntamiento, y ese es dinero del pueblo.

'Aquí nomás mis chicharrones truenan'. Es la nueva política de hacer gobierno en Angostura, y es que entre los nuevos funcionarios hay un miedo de equivocarse o decir algo fuera de lo normal porque luego luego llega el látigo y el ajuste. El detalle es que el alcalde, José Ángel "El Pitón" Castro, nomás quiere tapar el sol con un dedo al dar a entender que la administración va viento en popa cuando, en realidad, las finanzas las dejó su antecesor nomás temblando, por lo que muchos empleados tienen que pagar los platos rotos al no recibir a tiempo el pago de la quincena.

El sospechosismo... En Guasave corren vientos de tormenta por las irregularidades detectadas en la cuenta pública del primer semestre de 2013, donde se señala que a una sola constructora, propiedad de Raúl Hernán Valenzuela Valdez, se le asignó el 75 por ciento de la obra pública. Él se defiende y dice que todo está bien, pero en ese municipio la gente empieza a ligar nombres, y entre ellos se señala a exfuncionarios. ¿Habrá más implicados en caso de que esto realmente sea una irregularidad? ¿Qué sorpresas saltarán? ¿Y la cloaca de la Jumapag?

Lo que no fue en su año... Parece que nadie lo oye, pero Guillermo Padilla, dirigente del Comité de Usuarios, no quita el dedo del renglón para que se castigue la impunidad en los gobiernos municipales. Dice que el presidente municipal actual de Ahome, Arturo Duarte, debe fajarse muy bien los pantalones para exigir cuentas a los funcionarios de la Japama que compraron a sobreprecio los restrictores de agua en la administración pasada. Uf, si Padilla despotricó hasta contra Marco Antonio Fox, de la Auditoría Superior del Estado, porque no hizo nada después de la auditoría en la Junta de Agua, por los presuntos malos manejos en las administraciones de Germán Zepeda y Gustavo Soto Portillo, menos ahora... Sólo falta que digan que eso fue en las administraciones pasadas... O sea que lo seguirán oyendo como oír llover.

[email protected] @Tercer_Piso