Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Tercer Piso

EL DEBATE

El buen juez por su casa empieza. Para no llegar tarde a los eventos, uno de los equipos de escolta del primer nivel se pasa los semáforos en rojo. Y por si no fuera poco, hasta vueltas prohibidas da, violando a todas luces la Ley de Tránsito. Ayer, un grupo de ciudadanos fue testigo de cómo arbitrariamente, la escolta, apoyado por un agente de Tránsito, además de parar el tráfico para 'abrirle' paso para cruzarse el semáforo en rojo, dio vuelta prohibida al conducir de poniente a oriente sobre el bulevar Francisco I. Madero y luego tomar la calle Morelos. Las preguntas son: ¿ese es el ejemplo que nos dan nuestras autoridades?, ¿eso lo puede hacer un ciudadano de a pie o sólo la autoridad tiene permiso?, ¿qué hay con eso de cero tolerancia?

Todos coludos o todos rabones. Un problemón tiene encima el alcalde Carlos Felton González, quien trae enfurecidos a varios comerciantes que viven directa e indirectamente de la venta de bebidas embriagantes. Aunque es disposición estatal el tema de los horarios, lo critican de no apoyarlos y ver sus intereses, so pretexto de acatar indicaciones por el 'bien de Mazatlán'. Y es que por un lado, avaló que súperes de la Zona Dorada cierren a las 23:00 horas, dejándolos imposibilitados no sólo de vender alcohol, sino el resto de los productos que comercializan. Y claro, critican. En Olas Altas armaron un evento gratuito como lo es el Bandódromo, donde se venderá cerveza hasta la 04:00 horas.

No da su brazo a torcer. La que parece no dejarse es la alcadesa de Salvador Alvarado, Liliana Cárdenas, quien se manifiesta totalmente en contra de la instalación de los parquímetros en la ciudad, propuesta que se inició desde la Canaco local y respaldada por las autoridades municipales de la anterior administración, el detalle es, que el representante de Galos Parking nomás no aclara bien el contrato que realizó con Gonzalo Camacho, en su calidad de presidente y, ante esta situación le dan la negativa, pese a que existe la amenaza del cobro de 90 millones de pesos; sin embargo, todo parece indicar que se podrán sacudir de esta bronca.

La transición. Entre los priistas de Guasave hay muchas dudas de cómo van a ponerse de acuerdo para elegir a su nuevo dirigente y es que ya no tienen papá en el gobierno municipal y ahora ven como más difícil identificar señales, sobre todo en una región que es dominada por grupos bien identificados y que si bien es cierto, no tienen el poder en el gobierno local, sí están encumbrados en el Congreso local y federal. ¿Cómo se irán a poner de acuerdo?

No está el horno para bollos... Si nadie interviene en el asunto de la invasión de vivienda en Los Mochis, el problema puede salirse de control, pues nadie hizo nada ni cuando César de Pardo y José Ángel Sánchez acusaron a Dalila Robles de exigir de dos a diez mil pesos por vivienda invadida (sáquele cuenta 300 casas invadidas). En aquella ocasión señalaron a la regidora perredista Juana Minerva Vázquez, de ser parte del megafraude de vivienda. El río está tan revuelto, que Infonavit desmintió públicamente que hubiera paquete de vivienda para ese grupo. El asunto ahora es que César del Pardo está arremetiendo contra la regidora panista Irma Cota, de la Comisión de la Vivienda, quien supuestamente dará el informe de esa comisión el 23 de abril y hará un pronunciamiento contra la corrupción de líderes urbanos que "sólo llevan agua a su molino". Pero, según el dirigente, ella es parte de esa corrupción por no presionar desde el cabildo, a que Arturo Duarte encuentre una salida al problema. Los regidores siguen sin dar una.

Ya chole...Si el alcalde de El Fuerte, Marco Vinicio Galaviz Serrano, esperaba que le celebraran y festejaran el anuncio que hizo en su mini-informe de los 100 días de que el síndico procurador ya prepara la demanda penal por el millonario desfalco cometido por la pasada administración del exalcalde Eleazar Rubio Ayala, se quedó con las ganas porque los fortenses ya se dieron cuenta de que no sale de ahí. El tema lo tiene muy trillado mediáticamente, mientras que Rubio Ayala y sus excolaboradores exhiben sus opulencias sin que la justicia los llame a rendir cuentas. Es más, al exalcalde y los suyos ni les preocupa ni les avergüenza salir en los medios como los saqueadores del erario público, por lo que Galaviz Serrano y sus operadores deben ya de cambiar de disco porque ese ya está muy rayado.

[email protected] @Tercer_Piso