Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Tercer Piso

EL DEBATE

Olvidan la recomendación. Vaya pifia que cometieron los coordinadores de giras del alcalde de Culiacán, Sergio Torres Félix, quienes olvidaron que un día antes, Malova y Francisco Frías habían recomendado 'no exponer a los alumnos al calor y ordenaron a las escuelas no realizar actos cívicos, ni eventos al aire libre o bajo techumbres'. El presidente municipal realizó eventos en las primarias Manuel Rivas y Rafael Buelna, donde los niños sudaron por varios minutos, mientras escuchaban los largos discursos políticos. Pero no fue el único caso, la directora de Programas Preventivos de la SSP, Reina Valdez, encabezó un evento, en otro plantel de la colonia Burócrata, donde los niños también sudaron la gota gorda.

Le volvió el alma al cuerpo... El que de nueva cuenta anda con un brillo "especial" en los ojos es el senador de la República Aarón Irízar, ya que, tras la declaración del empresario Jesús Vizcarra, quien aseguró 'que no' buscaría la gubernatura, de nueva cuenta retomó sus "acercamientos" con la sociedad y, para muestra, ayer organizó una comida en el norte del estado. Eso sí, antes que cualquier cosa, aseguró que sólo era un "encuentro de amigos", justamente igual a lo que ha dicho su homólogo, Daniel Amador, quien aprovecha cualquier pretexto para hacer reuniones y fiestas. Como si no se supiera que andan encampañados.

¡Te voy acusar…! Y es que ayer durante un evento en el Conalep de Mazatlán, para incentivar la promoción de valores, Jaime Limón, uno de los tres directores de planteles que hay en el sur, exigió al gobernador Mario López Valdez que realmente su gobierno trabaje para fomentar los valores, y, de forma textual, le pidió "que se ponga las pilas". Pero a medida que daba su discurso, su homólogo, el exregidor panista y hoy director de un plantel de Conalep, Samuel Sánchez, sufría una clara transformación de su rostro que delataba asombro, enojo, y veía a Limón con cara de ¡no puede ser! Y no pudo más, se levantó, hizo un par de llamadas y regresó, pero sin voltear a ver a su homólogo y con una cara de molestia. La pregunta, ¿A quién llamó?

Olvido. A la alcaldesa de Salvador Alvarado, Liliana Cárdenas, ya se le olvidó que firmó un compromiso ante un auditorio abarrotado en aquel memorable debate de candidatos, donde se estipulaba que se bajaría 50 por ciento de sueldo, pero hasta ahorita sólo, según ella, se ha reducido nueve mil pesos, pero con la nueva invitación que le hicieran los regidores del PRD y PAN de bajárselo, ella y sus funcionarios de primer nivel, la edil dijo que lo haría, siempre y cuando los regidores también se lo reduzcan en un 40 por ciento. En pocas palabras, ya lanzó su condición. Sólo falta esperar si estos aceptan, ver las reacciones de la mayoría de los regidores, que son de su propio partido, o bien que ella 'muera sola', pues el compromiso fue firmado por su puño y letra.

Que salga la diputada... La necesidad es muy fuerte entre quienes no tienen recursos, tanto que en ocasiones llegan a gritar. El fin de semana fueron varios los necesitados que estuvieron tocando a la puerta de la legisladora Silvia Myriam Chávez y como no abrían, una de las personas que pasaba por la banqueta empezó a gritar con despavoridos gritos y nadie abrió. Habría qué ver cómo es que la pobreza obliga a ciudadanos a buscar ayuda a cómo dé lugar.

[email protected] @Tercer_Piso