Opinión

Tercer Piso

EL DEBATE

Por: Tercer Piso

Descontrol. El aumento de la tarifa del transporte urbano en Sinaloa puso al desnudo la descoordinación y la torpeza con que operan algunos funcionarios que dejan muy mal parado al gobernador, Mario López Valdez. Resulta que cuando los reporteros le preguntaron a López Valdez sobre el conflicto de los transportistas, al suspender el servicio con aire acondicionado en las unidades de primera clase, dijo no estar enterado del problema, pese a que ya habían pasado muchas horas de haber estallado la rebelión. ¿Qué no era importante que el gobernador estuviera enterado del problema que afecta a miles de usuarios? Más aún: el subsecretario de Gobierno, Jesús Antonio Marcial Liparoli, dijo que no podían hacer nada contra los transportistas, pero ahora, el director de Transportes, Domingo Ramírez, sale con que se les cancelará las concesiones a los transportistas que no tengan aire acondicionado en sus unidades. ¿Por fin? ¿En qué mundo vive el equipo que tiene obligación de ver estos temas? Algunos dicen que su atención está en las futuras elecciones, por lo que los líderes del PRD y PAN en Ahome, Lucio Tarín y Carlos Ramón Lizárraga, respectivamente, exigieron ayer el cese de Marcial Liparoli, porque no se concentra en su función. Puras de esas, mientras el góber tiene que dar la cara por sus incompetencias.

Alborotados y empapados. El gobernador del estado, Mario López Valdez, canceló ayer su gira por el municipio de San Ignacio, adonde iba a inaugurar una serie de obras, pero canceló por las fuertes lluvias que se presentaron en esa zona. El mandatario iba a entregar siete nuevas vialidades de concreto hidráulico, la rehabilitación del Hospital Integral de ese municipio, así como el Centro de Salud y la carretera estatal Coyotitán-San Ignacio. Pero los que se quedaron vestidos y alborotados fueron solamente ciudadanos, quienes estuvieron en el lugar por alrededor de dos horas, luego de haber llegado en camiones desde comunidades como de San Javier, Cabazán, Coyotitán, Dimas y otras de la zona rural. Los ciudadanos estuvieron solos, pues ningún funcionario local llegó. Muchos se molestaron, pensando en que los funcionarios se enteraron con mucho tiempo de la cancelación, pero les avisaron muy tarde.

¿Qué espera? Sorprendentemente el gerente de la Jumapag, Armando Favela, reconoció que de los 10 millones de pesos que le consiguió el Ayuntamiento de Guasave, a través de un crédito con la banca, no se ha gastado un solo peso en la reparación del 'tronado' sistema de drenaje que mantiene a la ciudad tapizada de aguas negras. Curiosamente dice que no se ha gastado porque no se quiere endeudar más a la paramunicipal, pero finalmente se trata de un recurso que se ocupa con urgencia, además de que ya se ejerció el crédito y la deuda ya existe, por lo que las declaraciones del funcionario suenan un tanto increíbles, pues hasta dice que los trabajos de reparación ya en marcha se están haciendo con recursos propios de la Junta de Agua, cuando hace semanas dijeron que no había liquidez.

Tiene difícil misión. Un edificio que desde hace alrededor de 10 años no se rehabilita es el mercado municipal de Angostura, el cual se está cayendo lentamente y su ocupación ha disminuido. Durante varias administraciones se le ha pedido a los alcaldes el apoyo para arreglarlo, pero les piden la mitad de las ganancias para hacerlo, por lo que José Ángel Castro Rojo, "El Pitón", tiene una encomienda muy difícil si quiere atender las peticiones de los locatarios. A ver qué medidas implementa y si estas son del agrado de la gente para poder trabajar juntos.

tercer.piso@debate.com.mx @Tercer_Piso