Opinión

Tercer Piso

EL DEBATE

Por: Tercer Piso

El supersuegro. ¿Qué tienen en común el Museo del Central Park que se construiría en Mazatlán, y el aeropuerto que se proyecta para el Distrito Federal y que recién anunció Enrique Peña Nieto durante su discurso del Segundo Informe de Gobierno? Pues sí, el hecho de que Fernando Romero, yerno del que fuera catalogado como el hombre más rico del mundo por la revista Forbes, Carlos Slim, trabaja en tan importantes obras. Está al frente de la compañía FR-EE, y por alguna circunstancia tiene en su lista de obras por hacer estas dos, entre muchas más. ¿Acaso ser yerno de Slim influyó para conseguirlas?

Como si fuera una hornilla. El gobernador Mario López Valdez sintió en carne propia lo que sufren todos los días los miles de niños que van a las escuelas públicas. Su equipo de logística habilitó un salón de clases de la escuela primaria Profesor Arnulfo Gómez, para dar una rueda de prensa, pero por más que intentaron mitigar las altas temperaturas, con un ventilador y el aire acondicionado de un "pobre" salón de clases, era casi imposible. Tan cual viven los alumnos, el mandatario sinaloense "sudaba la gota gorda". La escuela del sector El Barrio sirvió de claro ejemplo de las pésimas condiciones en que se encuentran cientos de planteles.

Lo que faltaba. Además de aprobar normas sin leerlas, la presente Legislatura promueve reformas a leyes que ni siquiera se han promulgado, como fue el caso, ayer, en que se le dio primera lectura a una iniciativa presentada por la diputada Laura Galván, quien propone se reforme la Ley Orgánica del Estado de Sinaloa. Quizá la diputada cometió una distracción, pero lo grave es que dicha iniciativa pasó por la Comisión de Protocolo, la cual preside la diputada Lorena Pérez Olivas, y por el Departamento Jurídico del Congreso, cuya titular es Verónica Elizabeth García Ontiveros, y ninguna de las dos instancias se dio cuenta de la inexistencia de la norma a reformar.

Estará en chino. En Guasave anda mucho 'arriador' de pretensos a ser candidatos a diputado federal en 2015, dicen los priistas que pudieran no batallar para ganar, pues su competencia directa, que son los panistas, no tiene una figura que les haga cosquillas, y que los del PRD están en calidad de desaparecidos. El problema es que con Víctor Espinoza, actual dirigente del tricolor, las cosas parece no marchan tan bien. Sin duda que el dinero no siempre da liderazgo.

Hasta las perlas de la Virgen. Los comerciantes desalojados del bulevar Rosales, mediante operativo de Inspección y Normatividad del Ayuntamiento de Ahome, ahora acusan al secretario del Ayuntamiento, Álvaro Ruelas, de ofrecerles hasta becas y otros apoyos económicos para que desistan de volver a ese lugar. El asunto es que no les han cumplido con los estímulos para sus hijos. Héctor Atondo Gaxiola, representante de los ambulantes, entiende que si los han traído vueltas y vueltas con el asunto de las becas, una ayudadita por haberlos dejado sin su fuente de trabajo, es porque el funcionario municipal ha visto que no quitarán el dedo del renglón en lo que ellos dicen son sus derechos, menos cuando no les han explicado el porqué del desalojo ni quiénes serán los beneficiados realmente con esas obras del Rosales.

Precampañas megaadelantadas. Bien 'enchilado' se puso el presidente del Comité Municipal del PAN en Salvador Alvarado, Gustavo Pérez Camacho, al ver en la mesa del presídium de la inauguración de la Liga Municipal de Basquetbol al presidente del comité del PRI, Leobardo Montoya, quien no sólo dirigió el mensaje, sino que también entregó como patrocinador uniformes a los equipos. Se dijo, por debajo del agua, que el director de deportes "no supo" nada de esto y cuando llegó ya estaba todo ordenado, ajá. Pues se comenta que ya es tanto la introducción del PRI en los eventos deportivos del municipio, que hasta se pensaba en ponerle a la liga Copa PRI. 'No'mbre', se imagina, ahí sí se hubiera puesto como el mismísimo demonio Gustavo Pérez.

tercer.piso@debate.com.mx @Tercer_Piso