Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Tercer Piso

EL DEBATE
Avatar del

Por: Tercer Piso

Deuda de nunca acabar. Los problemas financieros parecen no tener fin, y las estrategias para cumplir con los compromisos vencidos con los proveedores es solicitar un crédito bancario. Con esto, la administración de Sergio Torres Félix echará una piedra más, ahora por 30 millones de pesos, a la pesada deuda que arrastra, para poder saldar las cuentas heredadas por la anterior administración. Aunque el gobierno municipal todavía cuenta con capacidad de endeudamiento, a este ritmo, pronto dejarán de tenerla.

Más que una ocurrencia. Habrá quienes piensen que la propuesta de Canaco para construir un malecón en la playa Las Glorias y matar dos pájaros de un sólo tiro, es decir favorecer al turismo y que sirva de barrera protectora contra las olas, sería un tanto descabellada tomando en cuenta los destrozos causados por el mal tiempo en los días recientes. Sin duda, la exigencia es válida, más en estos momentos de desespero, pero lo que no puede nadie pasar por alto es que se tienen que esperar los resultados de la evaluación que la SCT inició el miércoles en el balneario, además de analizar bien los estudios que ya existen sobre las obras de protección hechas a medias y que muy pocos saben en dónde están.

Sin rastro de historia. A los ayuntamientos que se fueron y al que queda, le caen quejas y recomendaciones por rescatar los edificios arquitectónicos que dieron identidad al municipio de Salvador Alvarado como agua en tiempo de lluvias. Al expresidente Gonzalo Camacho hasta le dejaron leyenda en los edificios: "Sálvame, me estoy muriendo" y nomás hasta ahí quedó, en el puro intento. Después de tantas peticiones parece que se les escuchó porque el delegado del INAH en Sinaloa, Francisco Nicasio Ríos, ya dijo que se firmará un convenio con el municipio para rescatar el patrimonio arquitectónico; el detalle, que ya son muy pocos edificios que quedan, los demás han sido derrumbados.

Choque de trenes... La toma ayer de la Universidad Autónoma Indígena de México en Mochicahui, Los Mochis y Choix, pone al descubierto la feroz lucha de los grupos por el control de la institución. Y todo por la danza de los millones. De hecho, la causa principal de la rebelión estudiantil es por el retiro de las becas debido, según dicen, por los desvíos del dinero del rector Guadalupe Camargo, de quien piden su destitución. Sin embargo, se habla, con razón o sin ella, de que quien está atrás de ese movimiento es el director de Compras de la UAIM, José Alberto Cázarez, a quien supuestamente el rector le descubrió algunas irregularidades. Si es así, "El Tico" esperó que Guadalupe Camargo se fuera a Chiapas a una reunión de la Anuies para dar el golpe. Además, dicen que Manuel López, "El Cacho", está cobrando venganza, tras ser destituido de la tesorería. ¡Ah, qué malovistas!

Farallonazo... es lo que se creía ayer que se estaba dando cuando los comensales vieron las poses de Jorge Abel López Sánchez, delegado de la Semarnat, y del director de Desarrollo Social en Ahome, Bernardino Antelo Esper, en el famoso restaurante mochitense, al que acudieron a comer tras la entrega de recursos del programa de Empleo Temporal. Y es que lo dos, se habla, aspiran a la diputación federal por Mazatlán y Ahome. Por lo que ahí se vio, se creía que era el destape, ya que había despliegue.

Centralización. Tal pareciera que en la conciencia del alcalde de Mazatlán, Carlos Felton González, está muy arraigada la idea de ejercer un gobierno unilateral. Continuas han sido las críticas hacia las decisiones que ha tomado sin pedir parecer al Cabildo: la compra del terreno para la construcción de la nueva base de la Policía Municipal, la instalación de 100 bancas publicitarias a lo largo de la ciudad, son las más recientes. Ayer, el alcalde lo volvió a hacer: comprometió la entrega de permisos para la operación de las primeras 17 sucursales de un supermercado, que contarán con venta de bebidas embriagantes. "Cuenten con ellos", les respondió el munícipe, apenas los representantes del súper, encabezados por Adrián Brun, le solicitaron los permisos.

De esa forma, Felton González borró de un plumazo la política que por las últimas tres administraciones ha mantenido el Ayuntamiento para inhibir el crecimiento del exhorbitante número de expendios con venta de alcohol en Mazatlán, y sin pedir opinión alguna a los regidores.

tercer.piso@debate.com.mx @Tercer_Piso