Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Tercer Piso

Color de hormiga. En el sur del estado, el inicio de las nuevas administraciones municipales no podía ser más difícil. Los ayuntamientos prácticamente se encuentran paralizados por la falta de recursos públicos, y un sólo plan es coincidente en todos los casos: planean solicitar al nuevo gobierno estatal de Quirino Ordaz un adelanto de las participaciones para solventar hasta lo más elemental. En Escuinapa, el alcalde Hugo Enrique Moreno todavía tiene pendiente el pago de aguinaldos a los empleados; Concordia carece de agua potable por las deudas de la Junta de Agua Municipal con la CFE, y en Mazatlán no hay forma de hacer eficiente el servicio de recolección de basura. A eso se suman los trabajadores de la Junta de Agua de San Ignacio, a los que todavía les deben el aguinaldo que les quedaron debiendo del año pasado del gobierno de Amado Loaiza Perales. Falta que el gobierno estatal cuente con los recursos, pues, como muestra, aún arrastra una deuda propia, como es el pago del aguinaldo a personal de sanidad.

El reclamo. El que salió huyendo sin reparar en los ciudadanos que acudieron a mostrar su inconformidad fue el gobernador Quirino Ordaz Coppel. En su primera visita a la región del Évora lo recibieron con cartelones de rechazo hacia el alza al precio de la gasolina. Lo que esperaba la gente es que se acercara con ellos a dialogar y obtener unas palabras de apoyo, pero lo que recibió fue indiferencia porque hizo como si ni estuvieran, a lo que la gente respondía que no fuera que anduviera en campaña, pues saluda a uno por uno.

El cuento de nunca acabar. Juan Eulogio Guerra Liera, rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa, aseguró ayer en Los Mochis que se firmó un convenio con anexos en los que busca una línea de crédito por 126 millones de pesos para pagar a los empleados su quincena de este viernes. ¿¡Cómo es eso!? ¿Y el presupuesto millonario? Eso sí, se pronunció en contra del gasolinazo debido al impacto negativo que traerá el aumento al transporte para el 70 por ciento de los más de 154 mil estudiantes que utilizan el camión urbano. No faltaron los opositores que le preguntaron por qué no propone que se bajen sueldos y se retiren vales de gasolina y viáticos a los funcionarios de la UAS. Mira que ahí se ahorrarían un dinerito y no anduvieran batallando para pagar las quincenas.

Planeación. Las autoridades municipales sufren porque quieren en eso de la falta de oficinas, ya ven que están a punto de desalojarlos por ‘malapagas’, ya que el gobierno saliente quedó a deber algo así como un millón de pesos. Se lo decimos porque en el centro de la ciudad, la Universidad de Occidente tiene un edificio abandonado que le fue entregado en comodato, y no lo utiliza para nada, así que no caería nada mal que buscaran recuperar el viejo Palacio Municipal.

Gana la educación. Con el punto de acuerdo aprobado por unanimidad en el Congreso del Estado, los 40 diputados locales renunciaron a sus vales de gasolina y apoyos para transporte. El tema del gasolinazo fue iniciado desde la primera sesión del año por la bancada del Partido Sinaloense, que planteó el punto de acuerdo que posteriormente derivó a lo aprobado la noche del martes, al cual también se sumaron para declinar a los 27 mil 500 pesos mensuales para gasolina y transporte, y además lograron que parte de los más de 13 millones de pesos que se ahorrará el Legislativo estatal este año sean destinados para educación, que es una de sus principales banderas como partido político. Y aunque los dos de Morena se abstuvieron, el punto de acuerdo se aprobó por unanimidad.

Tambien te puede interesar