Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Tercer Piso

Le borran la sonrisa. Las protestas contra el gasolinazo llegaron por primera ocasión al cabildo de Culiacán. Los manifestantes irrumpieron en la sesión de ayer para recordarle al alcalde Jesús Valdés Palazuelos que él fue uno de los causantes del aumento a los precios de las gasolinas y el diésel, porque como diputado federal votó a favor del impuesto especial para el combustible y la reforma energética. Los inconformes desquiciaron a los regidores y al propio presidente municipal, a quien se le borró la sonrisa que lo caracteriza; pero no le cayó en gracia la manifestación, y menos el señalamiento directo, además de que solicitaban el uso de la voz, pero les fue negada porque no estaba contemplado dentro del orden del día de la sesión. Sin embargo, al final decidieron darles la oportunidad de hablar y aprovecharon para solicitar juicio político para el exalcalde Sergio Torres Félix y acusar directamente a Valdés Palazuelos de los gasolinazos, lo que incomodó al primer edil.

Historia de vuelcos. Si algo caracterizaba a las telenovelas de hace varias décadas eran los giros que daban las historias de un día para el otro. Como los que hoy son malos, mañana son buenos, o al revés. Eso sí, el misterio siempre parece ser el ingrediente principal. Algo así pasa en el tiburonario, donde ahora hasta por medio de una empresa de relaciones públicas se emitió un comunicado a nombre de la empresa Reynolds, que supuestamente dice el exdirector del Acuario Jorge Gómezllanos esta nunca emitió. Pone como principal sospechoso a Omar Osuna, constructor de tres de las cuatro etapas del tiburonario, como el personaje que está detrás de dicho comunicado. A toda esta incertidumbre abona mucho el Gobierno del Estado, que no pone las cosas en claro ni ordena una investigación para deslindar responsabilidades.

En aprietos. La cuenta pública del último trimestre de la pasada administración municipal de El Fuerte, encabezada por Marco Vinicio Galaviz Serrano, fue rechazada por todos los regidores, pero como era lógico, menos uno: José María Flores Soto, quien fungió como secretario. Un solo dato ilustra el manejo que se le dio a los recursos públicos: compraron un terreno a un particular, pero que al final el lote fue escriturado a nombre del entonces alcalde Marco Vinicio Galaviz. Hay otros recursos que fueron erogados, pero que no tienen fuente de pago. Es decir, no se sabe su destino. Dicen que esto es lo menos, porque hoy por la mañana en una conferencia de prensa, la alcaldesa fortense Nubia Ramos dará a conocer el «desastre» que recibió de la administración de Marco Vinicio Galaviz. De poco va a servir que Flores Soto haya quedado en el cabildo para cubrirle las espaldas a su jefe político porque ninguno de los otros regidores le está «siguiendo el rollo».

Plataforma. Lo dicho: Ramón Barajas López, exalcalde de Guasave, estará en la Financiera Rural, y seguramente desde ahí tejerá lo que le interesa en su proyecto político, ya que su grupo sigue trabajando en su municipio, y es casi seguro que buscarán conservar el Comité Municipal Campesino No. 8, pues el 2018 está a la vuelta de la esquina, y el PRI tratará de conservar el poder en esa región que batallaron para quitar al PAN.

Municipios endeudados. Primero, la ventilación de la deuda de más de 25 millones de pesos que dejó de herencia el expresidente de Mocorito Guillermo Galindo por diferentes conceptos, que van desde alimentos en restaurantes fondas, consumo de bizcotelas y hasta la falta de pago a una financiera fueron la suma total de la deuda; y ayer en los que tuvieron la responsabilidad de ventilar las deudas heredadas por la exalcaldesa y actual vocal ejecutiva del Ceapas, Liliana Cárdenas Valenzuela, suman los 5 millones 200 mil pesos a proveedores, Stasasa, IMSS y otras áreas.