Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Tercer Piso

Por: Tercer Piso

Se prepara el festejo. Sin negarse a morir como el líder de los maestros en Sinaloa, Daniel Amador ya prepara su festejo de aniversario en la región del Évora. Se planea un evento un poco más pequeño y conservador en un salón de fiestas, quedando atrás los magnos eventos en donde lo acompañaban más de 5 mil invitados en las playas de Celestino Gasca, en el municipio de Elota. La convocatoria es para los maestros de la región, quienes ya se preparan para festejar el 62 aniversario de su líder, y que con ello pudiera ser el reforzamiento del trabajo que se ha venido realizando al interior del grupo Encima, del que es fundador Daniel Amador.

Juntos. Quienes robaron cámara ayer, incluso más que el propio cumpleañero, fueron los alcaldes de Ahome: el que tiene licencia, Álvaro Ruelas Echave; el que está en funciones, Manuel Urquijo; y el electo, Guillermo «Billy» Chapman. Esto porque estuvieron juntos, platicando y compartiendo el pan y la sal en la mesa con el exalcalde Esteban Valenzuela García, que echó la casa por la ventana en su casona en el ejido 20 de Noviembre por un año más de existencia. Dicen los presentes al ágape que habló bien de los alcaldes la actitud que mostraron de madurez al dejar atrás el proceso electoral. Pero no era la primera vez que el priista Ruelas Echave y Chapman, postulado por Morena-PT-PES, estaban juntos. Una noche antes habían tenido una reunión privada (se habla que cenaron), en donde el hoy secretario de Desarrollo Sustentable en Sinaloa, Álvaro Ruelas Echave, mostró sus cartas de respaldo a Billy Chapman con proyectos que pueden aterrizar para mejorar la calidad de vida de los ahomenses. Se habla de que Ruelas Echave lo hace cumpliendo su responsabilidad, pero aparejado por la instrucción del gobernador Quirino Ordaz Coppel. El caso es que los alcaldes ahomenses están dando cátedra de civilidad.

Conmoción. Hacía tiempo que los hechos de alto impacto en Sinaloa municipio no se habían recrudecido hasta llegar al grado que alcanzaron el pasado fin de semana. Cuatro muertos durante la madrugada del domingo, uno de ellos precisamente prófugo del penal de Aguaruto en Culiacán, conocido con el alias de el Macaco, son hechos que impactan de manera negativa en la imagen de tranquilidad y seguridad que desde hace años se ha buscado dar al alteño municipio, donde la actividad turística ha cobrado fuerza. Al alcalde sinaloíta no le queda más que dar la cara y asegurar que se trata de hechos esporádicos, de «broncas entre ellos»; sin embargo, habrá que ver qué muestran los registros de visitas turísticas al sitio.

No pasó nada. Hace poco más de un mes, el gobernador del estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, realizó una hora de inspección por Rosario y Escuinapa. En ambos municipios encontró obras rezagadas. Entonces dio la instrucción para que los trabajos, la mayoría de ellos de pavimentación, se aceleraran, pues, de entonces a la fecha, poco ha sucedido. En Escuinapa sigue habiendo obras casi abandonadas a lo largo de la zona urbana debido al retraso en los pagos. Los comerciantes han sido los principales afectados, pues las calles llenas de zanjas y escombro han ahuyentado a los clientes.