Opinión

Tercer Piso

Por  Tercer Piso

¿A quién creerle? Mientras el secretario de Seguridad Pública, Cristóbal Castañeda Camarillo, niega que en los penales del estado haya autogobierno y señale que esto se debe a una percepción de los visitadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos porque hay reos federales peligrosos, hay familiares de reclusos que aseguran que hay internos que cobran piso, tienen el control de las ventas y las celdas, entre otro tipo de abusos. El secretario de Seguridad Pública no pudo mejorar las calificación que la CNDH le dio en el 2017; al contrario, bajó la puntuación, con la cual las cárceles de Sinaloa están entre las peores del país. Lo cierto es que en los penales hay muchas cosas que mejorar, entre ellas las instalaciones, las cuales, además de ser inseguras para los reos, también lo son para el propio personal, y esto es una denuncia que se ha hecho en muchas ocasiones. Ojalá que estos diagnósticos de la CNDH sirvan para que el Gobierno federal destine más recursos y no solo se quede en señalamientos.

Acercamiento. No fueron pocos los que se sorprendieron por el hecho de que el secretario de Educación Pública y Cultura de Sinaloa, Juan Alfonso Mejía López, haya recibido este fin de semana el bastón de mando de los indígenas en San Miguel Zapotitlán. ¿Cómo le hizo para que los indígenas le dieran esa distinción? Nadie hasta el momento tiene el hilo conductor, pero dicen que Mejía López levantó la algarabía de la multitud junto con el director general del Conalep en Sinaloa, Melchor Angulo Castro, quienes se dieron un baño de pueblo, al grado de que hasta bailaron la danza del venado. A Mejía López lo acompañó la plana mayor de la dependencia. De hecho, el titular de la Sepyc cada vez se familiariza más con el sector indígena del norte de la entidad. Si hace días le tocó lidiar con la toma de la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa, que resolvió tras más de cincuenta días del movimiento, ahora el encuentro con los líderes indígenas fue de relax, de fiesta, de seguir con la tradición. Algunos mencionan que el acercamiento de algo le puede servir en el futuro.

Con lupa. En Escuinapa se sigue muy de cerca el juicio que la Fiscalía de Justicia inició en Culiacán por el supuesto hackeo de las cuentas públicas municipales. El extesorero municipal Sergio N. fue vinculado ya a proceso luego de que el juez a cargo determinara que hay elementos suficientes para considerar que cometió los delitos de peculado y falsedad ante la autoridad. Esto porque el exfuncionario que formó parte del gabinete de Gobierno del alcalde Bonifacio Bustamante se presentó ante las autoridades para denunciar un hackeo de las cuentas públicas y declaró al respecto. De acuerdo con las primeras indagaciones, Sergio N. pudo haber realizado un saqueo por 3 millones de pesos, y no solo por 1.5 millones de pesos, como primero se creyó. En Escuinapa, el caso mantiene temblando a otros exfuncionarios municipales más.

Encampañados. Flora Miranda Leal y Eleno Flores Gámez, diputados locales de Guasave, han dicho en lo corto y públicamente que les interesa ser candidatos a la presidencia municipal en el 2021. Mientras tanto, ya se encuentran en la búsqueda de apoyo. A los legisladores se les ha visto muy activos sosteniendo encuentros con síndicos municipales, dirigentes de módulos de riego, líderes agrícolas y demás representantes populares del municipio, que si bien podría interpretarse con que están interesados en escuchar sus demandas, claro que también llevan mensaje al querer mantenerse en contacto con ellos y echarles la mano en lo que como ciudadanos les planteen. Aunque pudiera estar lejos todavía ese panorama, para ellos es poco el tiempo que tienen, y lo han estado aprovechando. De eso ni duda queda.

Exigen cuentas. A casi un mes de haberse realizado el Carnaval Angostura 2019, los regidores están exigiendo al Patronato el resultado de dichas fiestas, pues según la regidora Iris Carolina Bojórquez, presidenta de la Comisión de Acción Social y Cultura, ya ha entablado pláticas con el presidente del Patronato, Juan Carlos González, y conoce algunos datos acerca de los números que arrojó la fiesta, pero el resto de los ediles también necesita saberlo. Hasta ahora no se sabe si las fiestas del rey momo dejaron ganancias o pérdidas en el municipio costero, pero Juan Carlos González prefirió no dar a conocer nada ante cabildo hasta que la alcaldesa Aglaeé Montoya regrese de su viaje a la Ciudad de México. Cabe mencionar que el presupuesto para el carnaval fue de un millón de pesos, y se había dicho que se recurriría a empresarios locales para conseguir un poco más de recursos, pero a final de cuentas se desconoce si hubo o de cuánto fue el apoyo.