Opinión

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Pelea de gatos. Ni con todas las declaraciones polémicas que ha hecho a lo largo de su Administración, el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, había trascendido al ámbito nacional, incluso internacional, hasta que se vio envuelto en una noticia falsa por un video que se viralizó en redes sociales, donde un hombre vestido con camisa de color blanco fue atacado por un gato, pero a alguien se le ocurrió publicarlo y decir que el alcalde de Culiacán había sido atacado por el felino. Pero a diferencia de muchas entrevistas ríspidas con los reporteros, esta noticia falsa la tomó con humor y sarcasmo, y que no le afectó de manera negativa. Al primer edil no le quedó de otra que tomarlo con humor, y hasta declaró que fue a vacunarse porque a lo mejor sí fue cierto el ataque del gato y no se dio cuenta, pero que le dolieron más los sillazos que los arañazos del animal. Hay veces que es mejor tomar la vida con humor, pero es importante que antes de publicar o compartir una foto, video o noticia, se verifique la veracidad de la información para no caer en las noticias falsas.

Otra más. No es nuevo el caso en el Congreso del Estado, pero el tema ya se formalizó ayer, cuando el presidente del PAN en Ahome, Ariel Aguilar, interpuso la denuncia por las presuntas irregularidades en la adquisición de las siete ambulancias y tres unidades médicas. Respaldado por el presidente estatal de ese instituto político, Sebastián Zamudio, Aguilar le metió más ruido al alcalde de Ahome, Guillermo «Billy» Chapman, entre los diputados locales, que ya saben de sobra de las correrías de este. No faltará que Chapman y sus incondicionales aseguren que tiene fondo político, pero las evidencias en este y otros casos echan por tierra su defensa. Incluso, es tan grave lo que está pasando en Ahome, que hasta diputados morenistas, como María Victoria Sánchez, están por el ajuste de tuercas a Chapman. Ya Sánchez hasta subió a tribuna para denunciar el caso de las ambulancias, que se suman a una larga lista de escándalos que están plasmados en las peticiones de juicio político que ellos tienen en contra del alcalde ahomense.

Al garete. En Mazatlán, las autoridades de Vialidad estatal han dejado latente el riesgo de nuevos bloqueos entre los gremios transportistas. Tanto los líderes de los sindicatos de taxistas, como los representantes de la empresa Autotransportes de Aeropuerto (quienes por veinte años se han disputado la exclusividad en el traslados turísticos), han admitido que no hay ningún acuerdo, lo que mantiene el riesgo de más confrontaciones que afectarían la imagen turística de Mazatlán.

Marcha de dolor. Hoy, que se celebra el Día de la Madre, integrantes del grupo Rastreadoras realizarán una marcha para manifestarse contra el Gobierno por tanto dolor y contra tanta injusticia e impunidad. Aunque la zona del municipio de Guasave se había mantenido de cierta manera ajena a tantos casos de fosas clandestinas, no así de desapariciones, los dos últimos meses han estremecido a la sociedad. Las integrantes del grupo Rastreadoras de El Fuerte localizaron quince víctimas en un predio enmontado que se ubica en las inmediaciones de Juan José Ríos el pasado mes de abril, y más recientemente, en la zona de Casa Blanca, el pasado 1 de mayo, encontraron once cuerpos más, con lo que suman 26 los restos de personas que fueron «sembradas» en distintos lugares, acaecidas a manos presuntamente del crimen organizado.

Destitución. Quien se dice que será destituido de su cargo es el procurador de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF Mocorito, Jonathan Abraham Martínez Ayala, debido a la manera en que manejó el caso de la custodia de una niña, ya que, a pesar de las recomendaciones que realizó la CEDH al Ayuntamiento para proceder, el procurador nunca trató de modificar el rumbo del caso, aunque se le dijo que no estaba haciendo bien las cosas, razón por la que la síndica procuradora Cristina Mápula pedirá que sea cesado y se le apliquen sanciones, mientras el caso de la menor sigue siendo analizado. Esto puede ser un indicador para que al momento de elegir a los funcionarios se analice a detalle si cumplen verdaderamente con el perfil para dicho puesto, ya que aunque no se ha presentado otro caso similar en Mocorito, son ellos quienes están al frente de los distintos departamentos y tienen mayor contacto con la ciudadanía, a quien se le debe brindar el mejor servicio posible.