Opinión

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Excluidos. Hace seis días, todo era felicidad en el sector de la salud de Sinaloa, pues alrededor de 2 mil 500 trabajadores que no tienen base y percibían salarios considerados como precarios recibieron un sustancial aumento salarial, de hasta un 74.3 por ciento. Se hicieron los depósitos el día 15 de mayo, y resultó que más de cien empleados no recibieron este beneficio, por lo que ayer acudieron al Congreso del Estado para exigir una explicación, donde diputados de la Comisión de Salud explicaron que previeron que esto podría ocurrir, por lo cual reservaron un fondo de cinco millones de pesos, con lo que podrán atender su demanda. Sin embargo, les aclararon que este recurso solo será para los que no tienen base ni prestaciones; y en el caso de los sindicalizados, la lideresa sindical Arcelia Prado hizo una lista del personal con salarios precarios para recibir este mismo beneficio, pero al parecer hubo algunos excluidos. Se logró algo histórico, pero por ahora algunos tendrán que esperar un poco más. 

Al banquillo. La única novedad en el caso de las permutas de las áreas verdes por un terreno con la constructora Mezta es que el Órgano de Control Interno del Ayuntamiento de Ahome lo está dictaminando de manera formal: que esa operación fue autorizada de manera irregular por el entonces alcalde Arturo Duarte García; el síndico procurador Carlos Anchondo y los regidores. Hasta donde va el procedimiento, existen elementos de su presunta responsabilidad, según el director del Órgano de Control Interno, Pável Castro. Incluso, son tan contundentes las pruebas, que ya lo que digan los exfuncionarios sale sobrando en su defensa, aunque van a ser sentados en el banquillo de los acusados de mero trámite. La operación de esas permutas fue exhibida como irregular desde que el cabildo la aprobó, porque a todas luces era para favorecer a la empresa constructora. Los entonces regidores, entre ellos Andrés Valdez Conde, le hicieron al tío Lolo de rectificar, pero al final les valió un comino las críticas de la opinión pública y los reclamos de los vecinos de los fraccionamientos en donde cercenaron las áreas verdes.

¿Un aviso? En Mazatlán, 147 asentamientos urbanos se encuentran sin suministro de agua potable desde el sábado debido al colapso de una de las tuberías que alimenta el tanque 5000. El desabasto generado tardará hasta el jueves en restablecerse completamente. Lo peor es que el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres declaró ante los medios de comunicación que ya se sabía del riesgo y que se tenía la intención de reparar el tubo, que tenía ya una antigüedad de cuarenta años, y cuyo colapso se adelantó a los planes del municipio. El riesgo de situaciones similares es latente para Mazatlán, pues, de acuerdo con las declaraciones del gerente de la Jumapam, Ismael Tiznado, no se tiene un diagnóstico del deterioro de las tuberías.

Puras mermas. Por si algo le faltara al municipio, después de tanta polémica sobre si los Algodoneros llegaban o no, ayer la alcaldesa Aurelia Leal habló sobre los trámites que acudió a realizar a la Ciudad de México debido a algunas consideraciones que les ha hecho la Conade. El asunto en particular se derivó de que esta dependencia les ha venido señalando que el municipio carece de un título de propiedad del estadio Carranza Limón. Ante esta situación, se les mandó a llamar para agilizar los trámites de este documento legal y conseguir una cita para el día 30, donde por fin se les libere para poder mantenerlo a salvo y los recursos no se traben. La mandataria aseguró que ya les dieron la anuencia para que vaya a recogerlo el fin de mes, por la seriedad del asunto, pues la Conade no quería soltar nada hasta que no acreditaran la posesión del bien.

¿Y los recursos? Pese a que la alcaldesa Aglaeé Montoya Martínez destinó 3 millones de pesos para apoyar el deporte en Angostura, desafortunadamente no se ha visto avance alguno, y lo peor del caso es la noticia que se acaba de dar a través de un documento que envió la directora de Deportes, Carmen Yaneth Escobar, a la Afoesac, de que el municipio renuncia a ser sede del Campeonato Estatal de Futbol categoría Juvenil B porque no cuenta con un estadio en buenas condiciones. Las malas noticias no paran aquí, sino que también el selectivo angosturense se vio afectado, pues ahora resulta que no va a participar en el torneo, hágase donde se haga. Pese al no haber recursos para ello, los sueños de varios futbolistas se verán truncados, y muchos se preguntan si los tres millones de pesos que se anunciaron realmente son para el deporte o qué habrá pasado con estos.