Opinión

Tercer Piso

Por  Tercer Piso

Ni ellos lo encuentran. Si ni los diputados federales por Morena dan con el paradero del superdelegado Jaime Montes Salas, ¿qué puede esperar un simple mortal? Esto porque son tantas las quejas ciudadanas de que no resuelve nada y de que las dependencias federales en Sinaloa están prácticamente paralizadas, que los propios miembros de su partido, como la legisladora federal Yadira Santiago Marcos, ya están pensando en pedir su destitución para que ya no siga poniendo en mal al partido. Además, también existe el reproche de que Montes Salas está más a disposición de los grupos de otros partidos políticos que de quien le dio el poderoso cargo, ya que, de acuerdo con la legisladora, si personas ajenas de Morena lo invitan a reunirse, va de inmediato; pero de los de su partido se aleja cada vez mas, tanto que hasta ya le compusieron un corrido.

‘Vendetta’ política. Dicen que Jesús Palestino Carrera, diputado local de Morena en Ahome, ni suda ni se acongoja por la postura que la presidenta del Consejo Nacional del instituto político, Bertha Luján Uranga, tuvo en torno a los legisladores que votaron en contra de la iniciativa de matrimonio igualitario. Esto porque, en su reciente visita a Sinaloa, Luján Uranga planteó que esos diputados, entre ellos Palestino Carrera, podrían ser sancionados por esa decisión, incluso ser expulsados. Se habla de que al legislador ahomense no le extrañó ese posicionamiento de la presidenta del Consejo Nacional de Morena, porque dan por hecho que la que le habló al oído fue la coordinadora de los diputados locales morenistas, Graciela Domínguez, con la que trae pleito casado. De hecho, Palestino Carrera tiene denuncia formal interna contra Domínguez por violencia política. Por eso, la acción que pretenden emprender contra los legisladores que votaron en contra del matrimonio igualitario se interpreta más como una vendetta política.

Alerta. En Mazatlán, las leves lluvias que se han registrado en los últimos días han puesto a temblar a los ciudadanos, pues lo que no ha pasado de ser lluvias focalizadas de unos cuantos minutos, ya ha anegado las zonas centro y hotelera. Eso augura una situación grave en caso de una lluvia fuerte, por lo que los habitantes de esas zonas han empezado a urgir al alcalde morenista Luis Guillermo Benítez un plan preventivo eficiente.

¿Y la seguridad? En Guasave se desconoce, así como en otras zonas de la entidad, para cuándo iniciará operaciones la famosa Guardia Nacional, pues, tras la retirada de la Policía Militar, el lugar que utilizaban como campamento, que era la vieja cárcel municipal, luce desolada, y en el acceso principal únicamente fueron pintadas las letras G y N como si fuera grafiti. Y no es que la población esté muy deseosa de su intervención, sino que, así como en otras zonas, sigue registrándose una alta incidencia delictiva que afecta directamente al ciudadano.

En el olvido. El desabasto de medicamentos afecta mayormente a los centros de salud de las comunidades de Salvador Alvarado, pero cabe recordar que la carestía desde hace tiempo se ha venido presentando, y los médicos a cargo buscan por sus propios medios atender el problema que las autoridades de Salud no han logrado aminorar. En una de las visitas a la ciudad de Guamúchil, el secretario de Salud en Sinaloa, Efrén Encinas Torres, reconoció el problema y manifestó su compromiso de incrementar la cobertura de medicinas en todos los municipios, pero al parecer esos avances no han llegado a las comunidades alvaradenses, y ahí está el ejemplo de La Ciénega de Casal, donde solo les llega de cincuenta a cien medicamentos por mes, y se atiende un promedio de 450 pacientes en el mismo periodo, por lo que el secretario deberá atender este tipo de casos y no tener en el olvido a las comunidades.