Opinión

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Malas cuentas. En el cabildo de Culiacán se discutió ayer la cuenta pública del segundo trimestre de este año de la Administración de Jesús Estrada Ferreiro, que fue duramente criticada por el regidor panista Eusebio Manuel Telles Molina, quien señaló la falta de resultados de este Gobierno, que ha manipulado información y presentado números sanos, cuando en estos primeros nueve meses ha generando muchas deficiencias en los servicios públicos que presta el Ayuntamiento, como la recolección de basura, el alumbrado público y el bacheo de calles. De acuerdo con el edil por Acción Nacional, la cuenta pública no se limita a la revisión del uso de los recursos públicos y las finanzas, sino que es un reflejo de los resultados de una buena o mala Administración, y la actual es evidente que ha sido deficiente. Al final, la cuenta pública fue aprobada por mayoría de los integrantes del cabildo.

La batalla. Dicen que el silencio que han guardado los líderes empresariales da la impresión de que la política de intimidación le está dando resultados al alcalde de Ahome, Guillermo «Billy» Chapman, que ejerce un Gobierno autoritario e intolerante. Cuando menos en ese sector las acciones y las amenazas del Gobierno de Chapman están acalambrando a algunos dirigentes de las organizaciones empresariales, pero quedan unos pocos que se están preparando para darle respuesta tras la suspensión por decisión propia de las reuniones del Organismo Intercamaral de Los Mochis. Se habla de que van a fijar su postura pública, pero también a definir acciones para enfrentar el autoritarismo y la cerrazón de Chapman, que ya les dio una probadita de lo que es capaz con tal de que se le arrodillen. «No es lo que merecemos los ahomenses», les dice el presidente de la Coparmex, Jorge López Valencia, a otros actores de la clase política y empresarial del municipio. Por lo pronto, estos están actuando con cautela, pero otros adversarios de Chapman y de su Gobierno, en lugar de echarse para atrás, le van a seguir dando batalla, topen con lo que topen.

A la defensiva. En Mazatlán, la Administración morenista que encabeza Luis Guillermo Benítez Torres mantiene a la fecha 22 demandas en contra de exfuncionarios municipales por hechos tipificados como probables delitos en perjuicio del patrimonio económico del municipio. Algunos de los casos son realmente graves, como los contratos firmados por funcionarios por 400 obras de techos firmes que nunca se realizaron, pero que se pagaron hasta en 60 por ciento de su costo. Se dice que muchos de los exfuncionarios de la Administración que encabezó el priista Joel Bouciéguez y antes Fernando Pucheta ya están promoviendo amparos.

Fuera de la jugada. Vaya usted a saber bajo qué términos, pero una cosa es clara: alguien tuvo el interés y consiguió sacar de la jugada al profesor Miguel Ángel Mezura Báez en cuanto a las aspiraciones que este pudiera tener para presidir el Comité Distrital de Morena. Remitiéndolo a un cargo que pareciera se sacaron de la manga, como coloquialmente se dice, pues de acuerdo con lo manifestado por el diputado federal Casimiro Zamora, el morenista de hueso colorado está propuesto para que sea el director del Instituto de Formación Política, órgano que será una especie de escuela donde capacitarán a los afiliados para que tengan conocimiento sobre la historia de México y el porqué de la llamada Cuarta Transformación. Con esta responsabilidad estaría imposibilitado para aspirar a un cuadro directivo. Por cierto, el integrante de la Cámara Baja anunció también que muy posiblemente las elecciones de los dirigentes de comités distritales se realizarán hasta el 2020.

Todo un reto. Tras anunciar el campamento que el Instituto Municipal de la Juventud realizará en Angostura, en la isla de Altamura, los días 6 y 7 de septiembre, la presidenta municipal Aglaeé Montoya Martínez expresó que la pregunta que le hicieron fue si se podría consumir alcohol en dicho evento, y aunque señaló que lo ideal sería que no, pues la invitación está abierta también para adolescentes desde los 15 años de edad, resultará muy difícil que se pueda evitar este tipo de acciones. Esto porque la alcaldesa señaló que en este caso tendrían que doblar la seguridad policial, pero, en caso de que vayan menores, se tendría que evitar el consumo de bebidas embriagantes; de lo contrario, se tendría que hacer con responsabilidad. Ya se verá ese día cómo marcha la situación en caso de que asistan menores de edad al evento.