Opinión

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Imparable. Los culiacanenses despertaron ayer con la noticia de un nuevo feminicidio, que vuelve a poner en evidencia las deficiencias de la alerta de género, que simplemente no ha dado resultados. Este nuevo asesinato de mujeres sucede en un momento en el que todo el país está conmocionado por dos casos ocurridos en la Ciudad de México, que han tenido una amplia trascendencia nacional: los crímenes en contra de Íngrid y de Fátima. Pero Sinaloa tiene sus propios casos, y en este año van ocho mujeres asesinadas, lo que duele no solo a las mujeres, sino a toda la sociedad, que ha venido alzando la voz para exigir un alto a la violencia y al acoso contra las mujeres.

De malas. Con muy mal tino, la alcaldesa de El Fuerte, Nubia Ramos, le apostó a la confrontación con los diputados de Morena al comparecer por el problema del agua potable. Ramos retomó su guion al acusar al diputado morenista Gildardo Leyva de impulsar su comparecencia por intereses políticos y que el problema es por la falta de recursos de la federación. Y ella misma dio pie para que el diputado morenista Juan Ramón Torres la bateara en su punto débil. Esto porque se queja por falta de recursos, pero ella lo derrocha en sus viajes a Europa y en hacer gastos innecesarios, como la camioneta Tahoe de lujo. Altiva, el colmo fue que Ramos los conminó a viajar ¡para que se ilustraran! Eso no fue todo: se quejó de que la ciudadanía no paga el servicio, pero quiere agua de calidad, como la embotellada de Bonafont. De nada le sirvió que llevara a los trabajadores de la comuna para que le aplaudieran, porque el diputado Pedro Villegas la remató: con un vaso de agua turbia —que refirió que era de El Fuerte— le dijo que se fuera a Europa, pero en un viaje sin retorno. Así, el resultado fue pésimo para la alcaldesa.

Ni los ve ni los oye. «No hay peor ciego que el que no quiere ver», dice el popular refrán. Y eso se le podría aplicar al alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, a quien rodean las protestas. El munícipe ha respondido con su habitual «todo está bien», cuando los medios lo han cuestionado sobre el creciente descontento de los comerciantes informales que operan en el primer cuadro de la ciudad debido a las reubicaciones y más recientemente por los desalojos violentos con el uso de la fuerza policial. La misma respuesta dio cuando el reparto de boletos para la fiesta del carnaval degeneró en conatos violentos debido a la falta de organización. «Todo está bien, no sean amarillistas», les refirió a los periodistas. Ayer, decenas de comerciantes inconformes protestaron frente al Ayuntamiento y hasta exigieron su renuncia.

Preparan consulta. En su visita ayer a Guasave, Jorge Luis Ruelas Miranda, vocal ejecutivo del INE, fue cuestionado sobre los preparativos a realizar para la consulta ciudadana que como parte del proceso de municipalización de Juan José Ríos se les instruyó llevar a cabo una el próximo 15 de marzo. El funcionario electoral habló del soporte técnico que darán con la instalación de 35 urnas electrónicas, procedimiento que ya se implementó el año pasado para la consulta ciudadana de elección de síndicos y comisarios, por lo que no deberá existir problema alguno ni nivel de desconfianza. Seguramente los próximos días la comisión organizadora de diputadas y diputados estará detallando los preparativos finales para este procedimiento, donde —según el funcionario— la boleta electrónica es de lo más confiable por su sencillez. Ya se sabrá si ahora sí va de verdad la intención de sacar adelante esta añeja propuesta de los juanjoserrisenses o de plano tendrán que seguir esperando por más años.

Crisis financiera. A dos meses de que asumiera Bertha Calderón Soto la presidencia del comité municipal del Partido Acción Nacional en el municipio de Salvador Alvarado, y que estableció un fuerte compromiso de sumar esfuerzos, porque fue sincera y reconoció que el partido ha perdido confianza de la ciudadanía, el detalle está en que no se tiene ningún registro que ya empiece por lo menos a organizar a su equipo de trabajo para empezar a generar acciones. La falta de acción se suma a que llegó y encontró vacías la caja registradora, primero porque no hay interés de muchos militantes de aportar su cooperación partidista ni tampoco de quienes se vieron beneficiados al recibir una oportunidad como regidores o diputados. La crisis financiera pudiera ser la causa de que el PAN en Salvador Alvarado tenga nula actividad partidista.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo