Opinión

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Incongruencias. Mientras el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, invita a la población a tener especial cuidado y atención en los adultos mayores por ser una población vulnerable, los representantes de su Gobierno en Sinaloa, encabezados por José Jaime Montes Salas, coordinador de Programas Federales, obligan a las personas mayores de 68 años de edad a salir de sus casas para trasladarse al Centro Cívico Constitución de Culiacán para entregarles la Pensión del Bienestar, con todo y lo riesgos que esto representa para ellos por la contingencia por el COVID-19. El Gobierno federal debería implementar una estrategia durante este periodo, como entregarlos a domicilio o posponerlos, porque en estos casos lo más importante es la salud de los adultos mayores. Vaya incongruencia de la Cuarta Transformación.

La oportunidad. A los productores de trigo del Valle del Carrizo, cuando no les llueve, les llovizna desde el ciclo agrícola pasado. Esto porque, aunado a que el empresario de Multigranos, Carlos Ramírez, no les ha pagado su cosecha en un diseño fraudulento, de que el Gobierno federal no les ha pagado el complemento de esa producción, ahora les definieron el precio de 5 mil 790 pesos, lo mismo que el año pasado. Por eso no tienen el mismo ánimo que los productores de maíz, que sí estuvieron conformes con el precio de 4 mil 150 pesos por tonelada que determinó el presidente Andrés Manuel López Obrador. Algunos trigueros quieren seguir con las manifestaciones para que les resuelvan sus problemas, lo que han hecho con bloqueos de la carretera internacional, toma de la caseta de San Miguel, etcétera; pero no lo han logrado. Pero ahora ven la coyuntura de la visita de López Obrador el próximo domingo a Sinaloa.

Miedo. El reporte del primer caso confirmado de COVID-19 en Mazatlán fue suficiente para desatar el terror. Apenas era de mañana, y ya circulaban por las redes sociales y otros medios audios acusando (con nombres y apellidos) a dos doctores de clínicas principales de la ciudad de haber provocado una ola de contagios al regresar enfermos de un viaje que realizaron juntos por Europa, y sin someterse a los protocolos sanitarios se integraron a sus labores normales. La versión generó a su vez un alud de opiniones en la que participaron políticos, con lo cual solo abundaron al temor. Al mismo tiempo, las instalaciones médicas se desbordaron con la presencia de pacientes que no acataron el llamado a no acudir a las clínicas por padecimientos leves. Las filas eran enormes, y el personal médico no se daba abasto para explicar, de nuevo, la importancia de permanecer en casa durante esta fase de la emergencia. El ánimo en el puerto se turbó tanto, que el secretario de Salud en el estado debió publicar un video para explicar que solo se tiene confirmado un caso en Mazatlán, y para llamar a la cordura.

Catastrófico. Vaya crisis que se le vino encima a quienes se dedican al comercio y a la prestación de servicios en Guasave con esta contingencia provocada por el coronavirus, pues cuando veían venir un respiro a la economía con la proximidad de la Semana Santa, sus planes se vieron frustrados por un tema tan elemental como lo es el de la salud. En el primer cuadro de la ciudad es notorio el impacto al ver menos personas comprando, mientras que algunos negocios, como los del giro restaurantero, prefirieron bajar sus cortinas en espera de que la situación mejore. De momento, lo primero que se desea es que pase el problema de salud, y después se podrá aspirar a una mejoría en la economía, pero de esta dicen que tardarán en reponerse los negocios.

Con vara libre. Desde el pasado 1 del mes se supo que el presidente municipal de Mocorito destituyó a Wálter Pérez como director de Ecología, asegurando que porque en los puestos políticos se cumplen ciclos, y al exfuncionario le llegó su tiempo; sin embargo, ha pasado el tiempo, y no se ha nombrado un sustituto, lo que habla que fue de decisiones en corto la despedida. Esto porque se dejó en abandono todo el tema de ecología, tanto que, en el problema del funcionamiento de las cribas en la rivera del río Mocorito, pareciera que se ha abandonado en su totalidad el regular el trabajo que se hace, tanto que es la misma gente la que hace las denuncias de los dragados que alteran el ecosistema de las nueve cribas que actualmente se encuentran funcionando.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo