Opinión

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Saturación. Mientras Hugo López-Gatell asegura que Culiacán lleva una tendencia descendiente de casos de coronavirus, los hospitales públicos y privados han comenzado a saturarse con dificultades respiratorias. Una de las instituciones que está casi al 100 por ciento es el Hospital Civil de Culiacán, que atiende exclusivamente casos de COVID-19. También el Seguro Social se encuentra con muchos pacientes, y se espera que esta misma semana quede concluida una unidad móvil para atender a pacientes con coronavirus; y lo mismo en el Hospital General de Culiacán, que también tiene una nueva área. A nivel estado, el reporte de la Secretaría de Salud indica que tienen ocupado el 52 por ciento de las camas, y que hay 667 disponibles.

El riesgo. Muchos ahomenses no acaban de entender el optimismo del Gobierno estatal, que viendo el riesgo potencial de más casos de COVID-19 tras la reanudación de la venta de alcohol, ya prepara el terreno para el regreso a la normalidad a partir del 1 de junio. Incluso, ven ilógico que viendo el aumento en los números de casos en el país y en el estado, ya estén hablando a los alcaldes para que se preparen para la reactivación de las actividades económicas, que algunos ya empezaron a operar. Nadie le encuentra sentido entonces a que suspendieran labores cuando los casos de coronavirus eran mucho menos que los que se están presentando en estos momentos, y a como se ve, falta para que la famosa curva se aplane. La vertiente de que se le está dando prioridad a la economía que a la salud está en marcha. Ya se sabrán las consecuencias más o menos en un mes.

Ignorado. Así es como se siente el sector transportista de Mazatlán en medio de la pandemia por el COVID-19 y la crisis económica que ha desatado en la entidad. En específico, los choferes de pulmonías de Mazatlán enviaron por escrito un conminatorio al gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel. Le plantearon la difícil situación por la que atraviesan los 800 trabajadores y la urgencia de apoyo. Sin embargo, no han recibido respuesta alguna. Del total de choferes, solamente el 20 por ciento se encuentra trabajando, según estimaciones de Mariano Ortega, exregidor y líder del gremio pulmonero.

Cambio de imagen. Al no deshacerse de la polémica camioneta que les heredó la exalcaldesa Diana Armenta Armenta, las actuales autoridades municipales optaron por borrar todo vestigio de la unidad para que la siguiera utilizando el secretario del Ayuntamiento, Gerardo Peñuelas. Lo que hicieron fue aplicarle cambios a la carrocería, pues del color arena que tenía, ahora luce blanca, desconociéndose el porqué de esa medida. La pregunta es si de verdad esa acción era necesaria, pues hay que mencionar que siempre hacen falta recursos para todo, y este tipo de decisiones simplemente no son tan apremiantes.

El mercado negro. Como una estrategia para acabar o por lo menos aminorar el problema del mercado negro que generó la ley seca en el estado de Sinaloa tomó la decisión de levantar este «castigo» para quienes degustan de esta bebida, dijo Quirino Ordaz Coppel. El funcionario estatal señaló que tenía pensado levantarla desde mucho antes de la fecha en que lo hizo, pero debido al comportamiento de los ciudadanos, no fue posible. Otra de los argumentos de Ordaz Coppel fue que desde un principio decretó que esta situación sería temporal, y debido a que en las últimas fechas los ciudadanos se comportaron muy bien, levantó la ley seca. El detalle es que después de levantar el «castigo», los ciudadanos no se han tomado las cosas con un buen comportamiento. ¿Acaso los sancionará de nuevo?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo