Opinión

Sin revelarse detalles de la visita de AMLO a Culiacán

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Andrés Manuel López Obrador durante una visita anterior a Culiacán(Foto temática El Debate)

Andrés Manuel López Obrador durante una visita anterior a Culiacán | Foto temática El Debate

AMLO en Culiacán. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, regresará a Sinaloa, cuatro meses después de su última visita, cuando se trasladó al Triángulo Dorado para supervisar un tramo de la carretera Badiraguato-Guadalupe y Calvo. En esta ocasión, la gira presidencial está programada para el miércoles 5 de agosto, en donde realizará su conferencia mañanera, y se tiene previsto que sostenga una reunión en alguna de las dos instalaciones militares de la ciudad, para hacer una evaluación de los trabajos de coordinación entre autoridades federales y locales. El itinerario de la gira no ha sido revelado, solo fue informado que vendrá procedente de Tepic, Nayarit, donde tiene programada agenda un día antes, y se prevé que desde el martes por la noche se traslade por tierra a la capital sinaloense para pernoctar.

Represalias. Por seguirle el juego al cuestionado líder indígena de Ahome, Librado Bacasegua, Ricardo Madrid, secretario de Desarrollo Social, enfrentará una demanda de violencia política en razón de género. Las acusadoras van a ser Reynalda Leyva Urías, coordinadora de los gobernadores tradicionales en el municipio, y Virgen de Rita Aguilar, gobernadora tradicional de San Miguel. Al margen de que tenga viabilidad o no la denuncia, lo que está saliendo a relucir es que Madrid toma decisiones que han provocado inestabilidad en el sector indígena, como el hecho de desconocer a estas como líderes por favorecer a Bacasegua, que las traicionó. A Leyva y a Aguilar ya no les llegó el apoyo económico mensual, pero lo peor es que a los otros gobernadores les están dando migajas. Dicen que en esto no estaban de acuerdo Leyva y Aguilar, por eso la represalia de Madrid.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Olvidados. Los meses pasan, y, pese a las continuas protestas, no hay avance en el cumplimiento de los compromisos asumidos por los Gobiernos estatal y federal con los más de 600 desplazados que se han refugiado en Mazatlán. Ni la instrucción precisa del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, para que el senador Rubén Rocha Moya se hiciera cargo de atender a los desplazados ha hecho que estos obtengan algo más que despensas, cobijas y ventiladores. Las familias que han huido de la violencia en la zona serrana necesitan viviendas para reiniciar su vida en Mazatlán, pues regresar a sus hogares sería una condena a muerte. La mayoría fue amenazada por grupos armados, por lo que decidieron abandonar pueblos y rancherías de Concordia y de Rosario. Ahora exigen justicia social con la dotación de terrenos y pies de casas. Pero no hay respuesta de los Gobiernos federal, estatal ni municipal. La tarea le corresponde al comisionado estatal de Vivienda, el mazatleco Salvador Reynosa, pero este ha postergado sistemáticamente el cumplimiento de lo apoyos. Ahora se fragua una nueva protesta entre los desplazados.

Responsabilidad de todos. El lunes volverán a la nueva normalidad una serie de instituciones públicas, como juzgados, áreas del Gobierno del Estado que permanecían inactivas, así como otras oficinas de enlace, como la de Relaciones Exteriores y trabajadores del sector salubridad que contaban con permiso para ausentarse ante la pandemia de COVID-19. Sin duda, los próximos días serán vitales para observar el comportamiento de la población y ver si adopta las buenas prácticas de autocuidado y prevención al reincorporarse a sus áreas de trabajo, pues no solo habrá más gente en las dependencias de Gobierno realizando sus funciones, sino que también más personas buscarán hacer uso de dichos servicios, y es donde también se espera que haya la aplicación de medidas. Si bien en el municipio de Guasave el mapa de incidencia de casos activos se ha mantenido en color azul al haber menos de cien reportados, también sigue habiendo un alto número de sospechosos, y ni se diga de defunciones, que ya superan las 300.

Con tintes políticos. Luego de que el Congreso local aprobara el dictamen que rechaza la cuenta pública del ejercicio 2018 de Mocorito, en la que se detallan diversas irregularidades, como 27 obras con el expediente incompleto, pagos extemporáneos del ISN por 159 mil 203 pesos, sobreejercicio del gasto por casi 21 millones de pesos, pasivos sin fuente de pago por 6 millones 870 mil pesos, gastos de las becas Rafael Buelna por 415 mil 627 pesos, entre muchos otros que impiden sea vista dentro de la legalidad, el tesorero municipal Jaime Enrique Angulo asegura que dentro del poder legislativo prevalece un trasfondo político con esta decisión, y que seguramente se debe a que ya se encuentra muy cerca el proceso electoral del 2021, por ello no hay objetividad en los resultados.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo