Opinión

Congreso de Sinaloa reenvía cuentas públicas a Quirino

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Aspectos de una sesión virtual en el Congreso del Estado de Sinaloa.(Foto: Cortesía)

Aspectos de una sesión virtual en el Congreso del Estado de Sinaloa. | Foto: Cortesía

Lucha entre poderes. El Congreso del Estado respondió a las observaciones hechas por el gobernador Quirino Ordaz Coppel al primer paquete de acuerdos emitidos por el pleno del Poder Legislativo, los cuales fueron enviados de nuevo al Ejecutivo estatal para su publicación en el Periódico Oficial del Estado de Sinaloa. De acuerdo con el mandatario estatal, hizo uso de sus facultades para no publicar los acuerdos y regresarlos al Congreso con observaciones, pero el Legislativo le respondió con base en la Constitución de Sinaloa, que establece que todos los acuerdos deben ser publicados en el Periódico Oficial de manera directa. Lo que está en duda en esta nueva disputa entre Ejecutivo y Legislativo es la legalidad del dictamen de los informes de la ASE de las cuentas públicas como acuerdos y no como decretos, como siempre se había hecho, lo que deberá de ser resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Campaña. Ahora resulta que el Ayuntamiento de Mazatlán tiene «colaboradores» en el municipio de Culiacán que se han encargado de pagar espectaculares para promocionar los cambios hechos a la infraestructura turística. Al menos así lo asegura el oficial mayor del Ayuntamiento mazatleco, Javier Lira, al deslindarse de la clausura que el Gobierno de Culiacán ha ejercido sobre esos anuncios. El funcionario porteño señala que «los colaboradores» se encargaron de instalar los promocionales que hoy lucen sendas advertencias de clausurado. Hay quienes han relacionado esta campaña, supuestamente turística, con las aspiraciones del munícipe mazatleco por la gubernatura de Sinaloa.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

¡Ah, pa compra! El discurso del alcalde de Ahome, Guillermo «Billy» Chapman, de que usa el dinero del erario público para cosas prioritarias, volvió a quedar en tela de duda. Quien lo trae cortito, el presidente del PAN en Ahome, Ariel Aguilar, detectó una compra innecesaria y aparentemente irregular de un sistema de gestión de calidad por un monto de ¡4 millones 200 mil pesos! La adquisición del sistema ISO18091 fue a petición del director de la Unidad de Inversión, Paúl Corona, lo cual Chapman autorizó con la mano en la cintura. No podía negarle eso a su funcionario consentido. Según Aguilar, eso es irregular porque no hay antecedente del funcionamiento de un sistema de calidad anterior. Y lo que llama la atención es que la empresa a la que contrataron es de Puebla, ciudad en la que les gusta hacer esas cosas. Otro litigio en puerta contra Chapman y Corona.

Que siempre no. Aunque hace unas semanas el Gobierno municipal anunció con bombo y platillo que, gracias a las gestiones de la alcaldesa Aurelia Leal López, la Comisión Nacional del Agua había autorizado 1.8 millones de pesos para la limpieza y el desazolve de 2.5 kilómetros del río Sinaloa y 1.5 millones de pesos para el estudio técnico de la rectificación de la curva de San Pedro, resulta que la dependencia federal aplazó el fallo de dicha licitación pública sin que dijeran por qué ni cuándo se llevaría a cabo, lo que causa preocupación debido a las malas jugadas que se han dado en cuestión de obras y recursos asignados al río Sinaloa, que por cierto han sido muy criticadas en su momento por servidores como el propio diputado federal Casimiro Zamora, y ahora se vienen a presentar durante su participación como representantes del pueblo. Ojalá el caso no sea una ilusión más, como muchas otras obras que han sido anunciadas para Guasave, y que simplemente no aterrizan o se quedan en el camino, y que antes de que termine esta Administración se concrete la licitación, la asignación y la ejecución de dichos trabajos.

Libre tránsito. Tierra de nadie se han convertido las casetas de peaje en Sinaloa, luego de que han sido tomadas por diferentes grupos: primero, un grupo que se dijo llamar Tránsito Libre, luego Pueblo Unido, que han tomado el control bajo el argumento del artículo 11 de la Constitución Política de México, derecho que da a todo mexicano la libertad de entrar y salir de la república. Sin embargo, a finales de la semana pasada, el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, dijo que ha sido detectado que estos grupo de personas han encontrado una fuente de ingresos y que serán recuperadas las casetas por el personal de la Guardia Nacional para que ya se tenga un control como tal. De concretarse esta decisión, muchas personas que se encuentran en las casetas de peaje dicen no conocer a los líderes, que el recurso que reciben de los automovilistas que quieren hacer el pago se los recogen en las tardes y que con eso se han venido ayudando porque son personas sin empleo y que están dispuestas a dejar las casetas en cuanto lo demande la Guardia Nacional.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo