Opinión

Van tres años con desabasto de medicamentos en el Hospital Pediátrico de Sinaloa

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Aspectos del Hospital Pediátrico de Sinaloa.(Foto: El Debate)

Aspectos del Hospital Pediátrico de Sinaloa. | Foto: El Debate

Escondidos. Los funcionarios y los directivos de la Secretaría de Salud y del Hospital Pediátrico de Sinaloa se esconden ante el desabasto de medicamentos e insumos médicos que vienen arrastrando desde hace tres años, pero que en las últimas semanas se ha agravado, al grado de que los médicos les recetan a los padres con niños enfermos que compren desde cajas con jeringas y agujas de diferentes tamaño, hasta guantes y medicinas por decenas, lo que implica un gasto elevado para las familias. No hay sensibilidad de las autoridades, ni de la directora del Hospital Pediátrico, Esthela Robledo, ni del secretario de Salud, Efrén Encinas; pero tampoco ha habido respuesta del gobernador Quirino Ordaz Coppel, quien fue enterado del problema cuando acudió a supervisar la obra del nuevo Hospital Pediátrico, acompañando al director del Insabi, Juan Antonio Ferrer Aguilar. Este último se comprometió con los papás a resolver el desabasto, pero ya pasaron cuatro días, y no hay señales de mejoras.

Van por él. La embestida contra el alcalde de Ahome, Guillermo «Billy» Chapman, se reactivó tras el contexto del escándalo que generaron sus maniobras para prorrogar el contrato a la empresa OP Ecología con el fin de que cumpla con los requisitos que le faltan para que otorgue el servicio de recolección de basura, como si no hubiera tenido el tiempo suficiente durante ocho años. El diputado local morenista Juan Ramón Torres Navarro la cantó ayer de que está esperando la sentencia del Tribunal Electoral para que el Congreso del Estado actúe en su contra por violencia política en razón de género en perjuicio de la síndica procuradora Angelina Valenzuela. Esto es cuando hay voces que se alzan de que el Congreso es cómplice de Chapman. Uno de ellos es el presidente de Ciudadanos Vigilantes por la Transparencia en Sinaloa, Guillermo Padilla Montiel. Ya se sabrá si lo siguen protegiendo.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Pónganse de acuerdo. En Mazatlán parece haber una confusión en torno a la organización del Carnaval Internacional 2021. Mientras el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres advierte que la fiesta no es segura y pudiera suspenderse debido a la pandemia del COVID-19, el Instituto de Cultura, Arte y Turismo emite la convocatoria para la venta preferencial de cerveza en la fiesta. Se dice, además, que en unos días se podría presentar la terna de candidatos para las diferentes coronas de la celebración. Ahora se dice que el carnaval pudiera cambiar de fechas para ajustarse a tiempos más seguros, pero las convocatorias publicadas son específicas en las fechas de realización: del 11 al 16 de febrero.

Lo que faltaba. Gran indignación causó entre los representantes de los organismos agrícolas que ayer asistieron a dar su respaldo a Modesto López Leal, líder de la Anapsin en Guasave, el hecho de que haya sido citado para rendir declaración ante la FGR por participar en una manifestación en la caseta de cobro de Cuatro Caminos. Esto porque más que la multa, de poco más de 20 mil pesos, que le piden por el daño causado el tiempo que tomaron la caseta, la inconformidad es por la acción de represión y hostigamiento del que dicen ser víctimas del Gobierno federal, de quien por cierto señalan de irresponsable al no cumplir los acuerdos tomados, por lo que los obliga a manifestarse de esa manera. Sin duda que el hecho debe causar molestia, considerando que la actividad agrícola siempre es golpeada por los Gobiernos, del color que sean, pues aun cuando se habían fijado esperanzas alentadoras con el Gobierno de AMLO, lo de ayer reafirmó que quizá fueron falsas ilusiones, pues a la fecha están en la misma incertidumbre o peor.

Siempre a la espera. El esfuerzo y el trabajo que ha venido realizando Daría Valenzuela en el municipio de Salvador Alvarado con la atención a los migrantes se han mantenido siempre a la espera del apoyo de las autoridades municipales. Asegura que tiene varios años insistiendo y pidiendo un lugar que le permita la instalación formal de la Casa del Migrante. Sin embargo, en dos ocasiones le han asignado un lugar, y en cuanto pretende trabajar con las reparaciones, llega el aviso municipal de que siempre no, que se espere, por lo que se detiene, y regresa a su casa, que ha tomado como el lugar para brindar apoyo a los cientos de indocumentados que cruzan el municipio y que en muchas ocasiones solo necesitan alimento y un lugar donde dormir para seguir su curso.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo