Selecciona tu región
Opinión

Gobierno de Sinaloa hace oídos sordos a demandas de trabajadores del sector salud

TERCER PISO

Por Tercer Piso

-

Olvidados. Los trabajadores del sector salubridad en Sinaloa han sido dejados a su suerte durante la pandemia, sin el equipo de protección suficiente y sin bonos prometidos; sin olvidar que los que han estado en la primera línea de atención de pacientes con coronavirus son los empleados con sueldos precarios y de contrato, quienes han estado esperando con ansias la basificación federal que les prometieron desde hace un año, y tampoco les han entregado los recursos que asignó el Congreso del Estado para su homologación salarial. Pero en el sector de la salud hay grupos más olvidados, como las enfermeras con contrato de confianza del Hospital Pediátrico, que ayer acudieron a manifestarse al Palacio de Gobierno para exigir al gobernador Quirino Ordaz Coppel su basificación y prestaciones laborales, que no les entregan. Son muchas las quejas del personal de la salud, y el Gobierno del estado no atiende sus demandas.

Incongruencia. La organización de fiestas se ha vuelto una de las mayores controversias en la entidad. Mientras algunos Gobiernos, como el de Escuinapa, anuncia que la celebración de la fiesta del Grito está cancelada; otros, como el de Mazatlán, la anuncian con bombo y platillo. Ayer, el líder del PAN en Mazatlán, Roberto González, hizo un llamado al Gobierno del Estado y al de Mazatlán para que suspendan la organización de las fiestas patrias anunciadas ya por ambas Administraciones. Dijo durante una conferencia conjunta con el resto de líderes del partido en la entidad que no puede ser posible que mientras Sinaloa vive una pandemia y los hospitales se reportan sin medicamentos, los Gobiernos hagan dispendio de dinero en fiestas populares, inadecuadas para la emergencia sanitaria. Lo mismo agregó González para el caso del Carnaval de Mazatlán, cuyos preparativos ya están en marcha.

A investigación. El magistrado de la Sala Regional Norte del Tribunal de Justicia Administrativa, Víctor Hugo Pacheco Chávez, ya fue puesto en la mira del presidente de la dependencia en Sinaloa, Jesús Iván Chávez Rangel. A su papel controvertido en el caso de la basura en Ahome se le sumó otro del mismo tema, pero de Guasave. Sin embargo, en este caso la alcaldesa Aurelia Leal no se anduvo con medias tintas, y denunció a Pacheco Chávez ante Chávez Rangel por la presunta resolución arbitraria que tomó para beneficiar a unos particulares en el caso del Mezquitón. Ella, acompañada de funcionarios y regidores, se le apersonó al presidente del TJA en Sinaloa, quien se comprometió a revisar el expediente. La alcaldesa de Guasave le puso la muestra a la síndica procuradora de Ahome, Angelina Valenzuela, y al regidor pasista Fernando Arce que se llevan haciendo declaraciones, pero ni tocan a Pacheco Chávez tras la resolución de este, que dio paso a que se le otorgara el servicio de recolección de basura a OP Ecología sin cumplir con los requisitos del contrato.

Vuelve a la carga. Raúl Inzunza Dagnino, exalcalde de Guasave, se ha ido metiendo poco a poco de nuevo a la vida pública tras haber mantenido un bajo perfil después de que terminara su Administración en el periodo 2002-2004. Desde hace días empezó a hacerse notar nuevamente a través de las redes sociales saludando a sus contactos, como hace días, que anunció: «Amigos, por aquí vamos a estar también muy atentos a lo que suceda en Sinaloa. Saludos desde Guasave, de parte de su amigo Raúl Inzunza Dagnino», además de que también ya se encuentra activo con una cuenta en Twitter. Se sabe que el exmunícipe presume una relación de amistad con Marcelo Ebrard, actual secretario de Relaciones Exteriores en el gabinete federal, y, por donde —dicen—, Inzunza Dagnino espera que le llegue la aprobación de la candidatura para gobernador del estado, representando las siglas de Morena. Ya se sabrá.

La riña. Tanto las cartas como un despido están sobre la mesa del Ayuntamiento de Mocorito, en donde todos están en contra de todos. Los integrantes del cabildo mostraron el cobre, y, de un tiempo a la fecha, las cosas están color de hormiga entre regidores y demás funcionarios que integran lo que debería ser un equipo de trabajo, pero la realidad es que claramente está divido en dos, y como cada quien jala hacia el lado que más les conviene, se la llevan de conflicto en conflicto, al grado de ser considerado el cabildo más fracturado de los tres municipios de la región del Évora. Pero todo esto no es casualidad, debido a que compiten para llegar a un puesto más arriba o, por lo menos, asegurar un lugarcito dentro de la comuna en la siguiente Administración, y claro está que deben trabajar desde ahorita para lograr sus metas, pues como bien dicen por ahí: en la política y en el amor, todo se vale, y es de esta forma que el secretario José Noé Contreras Avendaño y el edil Eduardo Daniel Robles Sánchez se la han pasado entre dimes y diretes a través de las redes sociales. Tal parece que este problema ya no es solo político, sino que se volvió algo personal entre estos dos servidores públicos, quienes se han enfocado en ver quién gana.

Síguenos en