Opinión

Critican asistencia del alcalde de Culiacán a evento de Mario Delgado

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Jesús Estrada Ferreiro, alcalde de Culiacán.(Foto: El Debate / Luis Gerardo Magaña)

Jesús Estrada Ferreiro, alcalde de Culiacán. | Foto: El Debate / Luis Gerardo Magaña

¿Pifia o acción deliberada? La asistencia en pleno horario laboral del alcalde Jesús Estrada Ferreiro al evento de Mario Delgado Carrillo, aspirante a la dirigencia nacional de Morena, generó una serie de reacciones este lunes, pues a pesar de que el munícipe asegura haber solicitado permiso y el respectivo descuento del día, su equipo de prensa, que también es pagado con dinero público y utiliza recursos del municipio para sus actividades, boletinó el evento a los medios. Estrada Ferreiro asegura que para acompañar a Mario Delgado no utilizó «carro ni nada» propiedad del Ayuntamiento, y pidió a quien dude de su palabra que solicite una copia del oficio que envió al Ayuntamiento.

De morenos y morenistas. Tamaño revuelo provocó la visita del diputado federal Mario Delgado Carrillo a Sinaloa en su recorrido por los estados ahora que pretende dirigir a Morena. El asunto es que no se debió a sus propuestas ni a sus discursos, sino porque todos los alcaldes que gobiernan gracias a la alianza Juntos Haremos Historia del 2018 se apersonaron para hacerle los honores. Algunos dicen que los obligaron, pero el asunto fue que dejaron día y horas laborables en sus municipios por hacer trabajo de campaña. De Ahome, Billy Chapman Moreno pidió permiso al cabildo porque se ausentaría por un asunto personal, pero resultó que estuvo muy alegre en la reunión de los morenistas. Habría que preguntarle tanto a él como a la tesorera del municipio, Ana Ayala, si los viáticos los pagó él de su bolsa o con el dinero de los ahomenses.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Ninguna posibilidad. Ayer, el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, acabó con las esperanzas de que el proyecto CIP Playa Espíritu-Teacapán, en el municipio de Escuinapa, fuera rescatado. En la mañanera, el mandatario se refirió al proyecto como producto del influyentismo y de las malas prácticas que prevalecían en anteriores Administraciones. Reveló que es un terreno que nadie ha querido comprar, y aun cuando lo hagan, no se va a recuperar lo invertido. Tan solo el predio costó 100 millones de dólares. Hay que recordar que el Centro Integralmente Planeado Playa Espíritu fue iniciado en la Administración de Felipe Calderón. Luego, el Gobierno de Peña Nieto lo congeló, y solamente le destinó presupuesto para evitar su deterioro. Ahora, la Administración de la 4T busca venderlo a inversionistas privados.

Continuará la espera. En el municipio de Guasave se ha observado un ligero control en cuanto al número de casos de COVID-19, pues desde hace varios meses se bajó de los cien casos activos, y se han presentado hasta menos de cuarenta, pero a pesar ello permitir la reactivación de los salones de fiestas y propiamente dejar que sean realizados eventos sociales sería correr el riesgo para que la cadena de contagios se pueda disparar, y esos sesenta pacientes que hay de momento hasta se dupliquen, lo que menos se desea a estas alturas de la pandemia. Si bien en municipios como Culiacán y Mazatlán ya han probado que pueden ser reactivados algunos sectores ante el impacto económico que la cuarentena generó, en Guasave son muchos todavía los casos sospechosos que están en espera de confirmación, y con un solo caso positivo que hubiera sería cuestión para analizarse. A nadie le conviene que esto se salga de control, mucho menos a las autoridades de Salud, que son las que directamente han enfrentado esta batalla, pues las 392 defunciones registradas hasta la fecha en Guasave son justificación suficiente para no autorizar de momento la reactivación de eventos sociales.

Sin claridad. La efervescencia política en Mocorito se empieza a notar, y más cuando desde la conformación del Consejo Político Municipal va encaminada entre el conflicto y la inconformidad, lo que pone en riesgo la estabilidad y la unidad que prevalece al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Esto porque Mario Raúl Berrelleza presentó ante la Comisión de Procesos Internos, que preside Noel Salazar, una impugnación para revocar a  la planilla ganadora debido a que supuestamente incumplió con los procesos del papeleo y con el tiempo de entrega; sin embargo, al presidente del proceso la regresó, y dijo que el que no había cumplido con los términos de la convocatoria fue el propio Mario Raúl, por lo cual quedó fuera. Pero pareciera que la respuesta no quedó muy clara, por lo que generó una tensión que lleva al divisionismo en el PRI Mocorito, que de no ser atendida a tiempo puede poner en riesgo la intención de querer recuperar la presidencia municipal.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo