Opinión

Morena amenaza la agenda común del Congreso de Sinaloa

TERCER PISO 

Por  Tercer Piso

Congreso del Estado de Sinaloa(Debate)

Congreso del Estado de Sinaloa | Debate

Piedra en el zapato. Tras el pacto logrado para sacar adelante una agenda consensuada, se respira un ambiente de trabajo diferente en el Congreso del Estado. La presentación de la agenda legislativa común manifiesta la disposición al trabajo conjunto entre los grupos parlamentarios y los legisladores sin partido. El problema se encuentra en la fracción legislativa de Morena, donde se acentúa la división, porque hay un choque frontal entre Graciela Domínguez Nava, coordinadora de la bancada, y María Victoria Sánchez Pérez, cuyo trasfondo político tiene que ver con la sucesión gubernamental del 2021. La división del grupo parlamentario de Morena pudiera provocar el incumplimiento de esta agenda común. A esto hay que sumarle otro factor de riesgo, que es la salida de varios de los integrantes de la legislatura, que buscarán la reelección u otro cargo de elección. La duda ahora es si con nuevos diputados se mantendrá el diálogo y el entendimiento, que tanto esfuerzo ha costado construir en esta legislatura.

Contraproducente. El primer argumento era que al ser reabiertos los estadios a los espectadores, Sinaloa ganaría en imagen al mostrarse como un estado seguro con una nueva normalidad estricta en el que los protocolos sanitarios eran respetados. El resultado ha sido todo lo contrario. Los desórdenes ocurridos en los estadios de beisbol en Culiacán y de futbol en Mazatlán han acaparado la atención nacional por los riesgos de contagio en medio de la pandemia del COVID-19, y solo han servido de ejemplo de lo que no se debe hacer. Las autoridades de Protección Civil, en voz de su director en Mazatlán, Eloy Gastélum, prometieron vigilancia para que los protocolos fueran respetados, pero los resultados hablan de un fracaso. Habrá que esperar ahora las medidas a tomar para evitar que se repitan esas situaciones que ponen en riesgo la salud pública de la entidad.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Respaldo. Acompañado de su esposa, Rosy Fuentes, el gobernador Quirino Ordaz Coppel entregó ayer el Mercado Centenario de El Fuerte, obra que fue totalmente remodelada con una inversión de 23 millones de pesos. Dicen que con esto le da un respiro a la alcaldesa Nubia Ramos, quien no las ha tenido todas consigo en los últimos meses. La han torpedeado precisamente por la falta de obras, con lo que ahora podrá medio defenderse en estos tiempos en que el golpeteo interno por su intención de imponer candidatos del PRI arreciará; y el externo para desacreditarla con el fin de que ganen los candidatos opositores en las elecciones del 2021. Con obras o sin obras, muchos ven difícil que Nubia Ramos deje heredero. Dicen que podrá sacar adelante a su candidato en el PRI, pero en la alcaldía está por verse. Por lo pronto, el gobernador está en lo suyo.

Nuevo color. Hoy, que inicia en Sinaloa la fase sanitaria color amarillo, en el tema de seguimiento, control e impacto del COVID-19 se espera que en estos días el Gobierno del Estado dé indicaciones a los municipios de cuáles son los giros económicos que habrán de reactivarse para su puntual seguimiento. Y aunque la mayoría de las actividades económicas ya está integrada a la nueva normalidad, lo que más se espera es que la sociedad no relaje las medidas sanitarias, que deben seguir siendo implementadas, o de lo contrario podría haber consecuencias muy lamentables a futuro, y eso es algo que nadie desearía. En el tema resulta además importante la participación que la propia población debe tener con el fin de que la cadena de contagios se corte, y que cada quien use cubrebocas, gel antibacterial y todo lo que ayude a prevenir, pero sobre todo valorando qué tan necesario es salir a arriesgarse a un posible contagio y ponga en la balanza algo tan importante que se llama salud.

Rechazo. Al parecer, el presidente municipal de Mocorito, Jesús Guillermo Galindo Castro, no termina de ser aceptado en la zona sur del municipio, pues los reclamos y las críticas son constantes. En esta ocasión, el síndico de Pericos, Jesús Enrique Navarro, acusó al máximo edil de no proporcionarles ni los servicios más básicos, como la recolección de basura, viéndose él en la necesidad de realizar esta labor utilizando sus propias herramientas y hasta su vehículo particular para llevarse los desechos de los habitantes, para que no repercuta en la salud de los habitantes de la sindicatura. El síndico indicó que esta Administración, a cargo de Galindo Castro, está de mal en peor, y que la situación no es nada favorable para quienes no pertenecen a la cabecera municipal.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo