Opinión

A familias desplazadas en Sinaloa les han fallado los tres niveles de gobierno

Por  Tercer Piso

Foto temática(Debate)

Foto temática | Debate

Puras promesas. Las autoridades de los tres órdenes de Gobierno no les han cumplido a las familias desplazadas de Tepuche ni a las de otras comunidades del estado. Son muchas las familias que, ante los enfrentamiento entre grupos armados, han tenido que dejar sus viviendas y la vida que tenían para irse a otros municipios o a esta ciudad capital para empezar de cero. En la actualidad, hay familias viviendo en condiciones muy precarias en el basurón; otras se han visto en la necesidad de invadir terrenos, y aunque en los discursos las autoridades municipales y estatales tiene el desplazamiento bajo control, la realidad es otra. A las familias de Bagrecitos les ha fallado el secretario de Seguridad Pública estatal, porque, pese a haber hecho el compromiso público de resguardar sus viviendas hasta que pudieran regresar, la mayoría de las casas fue saqueada en su totalidad. En Tepuche de nada sirve que anuncien megaoperativos para brindar seguridad, si al momento no han logrado que regrese la paz.

El arrastre. No solo el alcalde de Ahome, Guillermo «Billy» Chapman, quedó en evidencia en el caso de la clausura de la Clínica Mi Salud, sino también los diputados locales morenistas que fueron tibios al resolver el tema en el pleno del Congreso del Estado. Muchos no creen que haya sido por falta de conocimiento jurídico, sino que al desechar el punto de acuerdo para exhortarlo a la reapertura de la clínica fue más bien para solapar sus arbitrariedades. Esto porque nadie le encuentra sentido a que no hayan tenido claro que el caso era de urgente y obvia resolución, ya que de por medio iba la atención médica de los ciudadanos, y más cuando se está en medio de la pandemia del coronavirus. Y muy en ello, algunos diputados locales morenistas, como Cecilia Covarrubias y Juan Ramón Torres, quieren ser candidatos a la alcaldía de Ahome. Pero la ciudadanía ya no olvida, y las acciones que hacen ahorita luego se las recordarán, si en los próximos días salen a pedir el voto. La coordinadora de los diputados morenistas, Graciela Domínguez, pareciera que no da una con los diputados de su partido.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Complicado cierre. En Escuinapa, el cierre de año administrativo se le está complicando sobremanera al presidente municipal morenista Emmett Soto Grave. La federación anunció una reducción de casi el 50 por ciento de sus participaciones para el 2021 en ese municipio. En los últimos meses ha recibido un recorte de casi 3 millones de pesos, y, hoy, el sindicato de trabajadores de la Jumapae se iría a la huelga. La reunión de conciliación realizada en la capital del estado no tuvo ningún resultado, y el gremio de obreros se mantiene firme en sus demandas: un aumento del 12 por ciento a su salario; el pago total del aguinaldo 2019; ayuda para actividades deportivas, de 36 mil pesos; el pago de las deudas que se tienen en becas por 175 mil pesos; uniformes; diez premios al trabajo, por 360 mil pesos; papelería, 30 mil pesos; licencia para choferes, y 55 o 60 días de aguinaldo a pagar el 15 de diciembre.

Compromisos pendientes. Son al menos seis obras de drenaje las que permanecen en espera de que el Gobierno del Estado aporte el recurso, como se comprometió desde el 2019, y ya casi para finalizar este 2020, la alcaldesa de Guasave señaló que siguen esperando la inversión restante, que son alrededor de 36 millones de pesos. La munícipe aprovechó para aclarar que el hecho de exigir lo que se prometió no es pleito, como algunos lo han señalado, sino más bien un derecho surgido de las ganas de que las obras sean concretadas, y beneficiar así a los guasavenses. Cabe resaltar que también sigue pendiente la construcción del ya famoso, aunque sea de palabra, Centro de Justicia, que bastante falta hace en el municipio, y por el que se ha luchado desde varias trincheras. Aunque poco, aún resta para que finalice el año, a ver si se da el «milagrito» de que esas obras tan necesarias en materia de drenaje y agua potable al menos sean iniciadas.

Contradictorio. Los comentarios han surgido de manera fuerte entre los comerciantes del mercado municipal viejo y algunos ciudadanos, quienes se sorprendieron de que el cabildo de Salvador Alvarado aprobara poco más un millón 283 mil pesos en la construcción de seis módulos más, y que los mismos regidores, calladitos, levantaran la mano; situación contraria a las lámparas led que el gobernador Quirino Ordaz Coppel se comprometió a entregar al municipio con una inversión de 7 millones de pesos, y que fueron entregados de manera reciente al municipio. Ahí sí, los regidores Romeo Gelinec Galindo, Patricia Dautt y Luz Zita Vizcarra se oponían, y aseguraban que la ciudad tenía otras necesidades, que por qué se pensaba en iluminar una calle cuando las carencias estaban al por mayor. Ahora, los locatarios les han recordado a los regidores que estos módulos que serán instalados no son necesario, porque hay locales que no han sido ocupados, y que hay otras necesidades.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo