Selecciona tu región
Opinión

Aprueban diputados que gobernador apoye con oxígeno gratuito a pacientes de Covid-19

TERCER PISO 

Por Tercer Piso

-

Como el llamado a misa. Abusados salieron los diputados locales en Sinaloa, quienes este martes, en plena sesión virtual, aprobaron un punto de acuerdo de obvia y urgente resolución para exhortar al gobernador Quirino Ordaz que auxilie con oxígeno médico gratuito a pacientes que, en medio de esta ola de contagios, están sufriendo para abastecerse, no solo por el costo, sino por la poca disponibilidad, aseguran. Pues justo ayer se le preguntó al mandatario, pero hizo como que no entendió la propuesta y pasó la estafeta al secretario de Salud, al doctor Efrén Encinas, quien, palabras más, palabras menos, dijo que el sector salud público ya brindaba este servicio a los pacientes internados, pero en ningún momento aceptaron el llamado ni se comprometieron a buscar la estrategia para hacer lo solicitado por los legisladores. Se entiende que es un tema de disponibilidad de dinero y, claro, de oxígeno, pero para los diputados fue muy cómodo solo tirar la bolita al Ejecutivo, cuando pudieron haber donado cada uno mínimamente un mes de salario para esta causa y mostrar mayor solidaridad. 

Leer más: ¿Prepara Obrador un "autogolpe de Estado"?

Sin replicar. El Gobierno del alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, no adoptará la medida de que en los espacios públicos se pida la cartilla de vacunación contra el coronavirus para tener acceso a ellos, como lo decidieron los gobiernos de Mazatlán y Culiacán. Muchos vieron bien la medida para mayor protección en los restaurantes, bares, etc., ante lo agresivo de la tercera ola del virus, pero Chapman y su equipo no la replicaron. Algunos dicen que da la impresión que desecharon esa acción porque no fueron ellos quienes la idearon para aplicarla, pese a que se las dan de inteligentes y de vanguardia en la lucha contra el coronavirus. No son copiones, pues. Era una medida adicional que pudieran haber implementado a las que ya ordenaron y que va a la reducción de los aforos al 50 por ciento de las actividades esenciales al aire libre y cerrados y al 30 por ciento en los no esenciales, entre otras. Ni hablar. Lo que sí hizo el alcalde Chapman es enviar oficios firmados por él a los líderes de los sectores de la sociedad ahomense exhortándolos a cumplir con las medidas que anunció para contener el mal.

Minuto de silencio. Regidores del Ayuntamiento de Sinaloa guardaron ayer un minuto de silencio durante la sesión extraordinaria que sostuvieron en el cabildo, en memoria de su excompañero José Román Rubio López, quien fuera asesinado a balazos la semana pasada en Sinaloa de Leyva. La alcaldesa de Sinaloa, María Beatriz León Rubio, fue enérgica en el sentido de que están en la mejor disposición de coadyuvar con la Fiscalía General del Estado para que se aclare lo más pronto posible el homicidio del exedil morenista. El profe Román era, sin duda alguna, un regidor que se caracterizaba por no quedarse callado cuando algo no le parecía de lo que se decidía en las sesiones, pero, eso sí, siempre de forma respetuosa, pues aunque era muy crítico, no solía ser de los que opinaba solo por hablar.

Cada quien con su tema. Mientras el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, “hace olas” al anunciar la obligación de portar el certificado de vacunación para acceder a lugares públicos, hay un grupo de representantes de diferentes sectores interesados en no dejar desapercibido el acuerdo para la indemnización de la empresa Nafta. Esta reclama el pago de 141 millones de pesos por un proyecto de gasolinera que le fue clausurado. Para saldar la cuenta, además del pago económico, el Gobierno de Benítez Torres pretende ceder otros tres terrenos propiedad del Ayuntamiento. El problema es que los inmuebles se están cediendo con un valor menor a su valuación. Por ejemplo, un terreno que usa el Ayuntamiento como estacionamiento lo planea ceder a cuenta de 21.5 millones de pesos, cuando está valuado en 35 millones de pesos, según estimaciones hechas públicas por el regidor Rodolfo Cardona. El tema dará mucho que comentar en el puerto.

Leer más: López Obrador, Cuba y Numancia 

No se descarta. Pareciera que las medidas preventivas implementadas por los Gobiernos municipales en Sinaloa no han sido suficientes para contener el aumento de contagios por covid-19, porque ahora se ha optado por una acción más drástica que ha desatado la polémica en la sociedad y el rechazo en diferentes sectores productivos. Es la obligación de presentar el certificado de vacunación para acceder a espacios públicos en Culiacán y Mazatlán, y que en los Ayuntamientos de la región del Évora no se descarta retomar la medida si persisten el alza en las cifras de pacientes activos. Pero, a decir de la alcaldesa de Salvador Alvarado, Pier Angely Camacho de Ortiz, para tomar dicha decisión habrá que poner sobre la mesa el tema con el resto de los municipios y no será un acuerdo fácil de tomar, por lo que será el tiempo y la realidad los que irán marcando la pauta para definir si habrá que cambiar de rumbo con las acciones, porque, aun con la tercera ola de la pandemia encima, el relajamiento es evidente, a pesar de que ahora se reportan más casos que el año pasado.

Síguenos en
Más sobre este tema

Últimas noticias