Selecciona tu región
Opinión

Quirino Ordaz siempre si asistió a votar a la consulta popular

TERCER PISO

Por Tercer Piso

-

Como dice una cosa. Aunque en días pasados aseguró que no participaría en la consulta para enjuiciar a los expresidentes, ayer el gobernador Quirino Ordaz Coppel publicó en sus redes sociales que sí lo hizo e invitaba a la población a ejercer su derecho a participar. Las críticas en redes sociales no se hicieron esperar: había quienes le reprochaban el que hubiera participado en una consulta que consideraban no iba a tener ninguna utilidad, otros se molestaron porque hizo el llamado ya cuando iban a cerrar las mesas receptoras. Al cierre de esta consulta, no se reportaban incidentes, y en redes sociales se estaba catalogando como un verdadero fracaso. De acuerdo a las estimaciones, en Sinaloa votó aproximadamente un 20 por ciento del padrón del INE.

Extraviada. Empecinada en querer ser ella la diputada local “pluri” de Morena, la fortense Gloria Urías Vega se extravió en su lucha por la defensa de los derechos de los indígenas en materia electoral. Por eso nadie le ve posibilidad para revertir la posición legislativa que tiene la alcaldesa de Guasave, Aurelia Leal, de quien acusa que no es indígena. Algunos señalan que el enfoque legal es el equivocado, porque Urías Vega quiere que los Tribunales Electorales le den la posición a ella, cuando está demostrado que la argumentación jurídica que ha usado no le alcanza. Dicen los que saben que la vía correcta es que hubiera pedido ante los Tribunales Electorales la consulta indígena para que Morena eligiera al candidato indígena a la diputación local “pluri”. Se habla de que por su ambición personal y de grupo político, no lo hizo; y ahí están las consecuencias: va perdiendo el caso por la vía legal y se augura que la presión política que está haciendo no le va a resultar. 

Leer más: ¡25 razones para no votar el domingo...!

En vigor. Hoy, en Mazatlán, por obligación, los ciudadanos deberán mostrar su certificado de vacunación al ingresar a zonas públicas y negocios. Es una instrucción del Gobierno municipal como medida para combatir el alto índice de contagios por covid-19. Y aunque hay una amplia polémica al respecto, en la que hasta el gobernador Quirino Ordaz Coppel ha declarado la poca viabilidad de esta decisión debido al enorme esfuerzo que conlleva su inspección, algunos centros comerciales se han sumado a la estrategia y, desde la semana pasada, anunciaron este requisito para ingresar a sus instalaciones. El caso es que el mismo Ayuntamiento aclaró ya que los turistas no serán sujetos a la exigencia para no complicar e incomodar su estancia en el puerto.

Casi recuperados. En el municipio de Sinaloa, las cosas ya parecen irse acomodando en cuanto al tema de la sequía que enfrentan se refiere, pues aunque aún hay afectaciones a causa del estiaje, lo cierto es que ya es mínimo, pues de las 40 comunidades que llegaron a apoyar llevándoles agua en pipas a los altos de la sierra, ahora son solo seis las que necesitan ser abastecidas de esa forma. A pesar de ello, aún no se han recuperado todos los pozos y mantos freáticos, por eso están en espera de más agua, para de una vez por todas dejar atrás esa pesadilla que vivieron hasta hace algunas semanas con la sequía extrema que padecieron y que, por cierto, también le salió muy caro a la Junta de Agua sinaloíta el pagar combustible y renta de pipas para no dejar desamparadas a tantas familias que sufrían a diario por hacerse del vital líquido.

Leer más: Morir en tiempos de la 4-T

Ni para dónde se hagan. Referente al tema de la demanda que el Ayuntamiento de Salvador Alvarado enfrenta desde el 2014 por el incumplimiento del contrato de instalación de parquímetros en el primer cuadro, de acuerdo con regidores de oposición, a estas alturas ya no tienen para dónde hacerse, pues, a pesar de que se ganó un resolutivo a favor de la comuna para evitar pagar la multa de 250 millones de pesos, con esto se da paso a cumplir con la instalación de los parquímetros. A decir del edil, Romeo Gelinec Galindo Inzunza, la cifra que pretendían hacer pagar al Ayuntamiento es lo equivalente al presupuesto de todo un año, lo cual los hubiera dejado en bancarrota. Ahora, se dice que tienen que instalar los parquímetros tras haberse deslindado de la multa, lo que deja una fuerte lección al cabildo alvaradense, pues las decisiones que se toman deben ser analizadas a consciencia para definir bien el beneficio o perjuicio que traerán consigo y así no dejar herencias como la que han enfrentado los últimos siete años a las Administraciones venideras.

Síguenos en
Más sobre este tema