Opinión

Acelere político en Sinaloa

PUNTO DE VISTA

Por  Teresa Guerra

ACELERADOS. Varios de los aspirantes a la candidatura de gobernador en Sinaloa arrancaron el 2020 con todo el activismo para asegurar ser considerados por su partido, y así encabezar la elección del 2021. “Anímate Chuy”, fue una de las frases que aparecieron en espectaculares los primeros días de enero; Jesús Vizcarra negó tener injerencia en ello, y de nuevo reiteró que no anda buscando ser candidato. Sin embargo, una cosa dice Vizcarra y otra hace, porque paralelamente a su negativa de buscar la candidatura, se sabe que ha estado muy activo haciendo enlaces políticos, buscando cercanía con AMLO y algunos otros gobernantes de Morena, más allá de Yeidckol Polevnsky, quien se dice muy amiga del empresario de SuKarne. A su vez, Vizcarra realizó reuniones a fin de año, como no lo hacía desde 2010, cuando fue candidato a gobernador del PRI, repartiendo obsequios a los asistentes a sus convites. De igual forma, como parte de su promoción política, gestionó dos entrevistas con las revistas Fortune y Forbes, donde aparece en las portadas de ambas revistas, lo cual seguramente debió de costarle, pero si algo le sobra a Vizcarra es dinero. Sin embargo, si le preguntan a Vizcarra si quiere ser candidato a gobernador reitera que no es su objetivo, aunque un día sí y otro también aparece posando con políticos y aprovecha cualquier evento, deportivo, académico o de cualquiera índole para muestrearse y de los espectaculares, como la canción de Pedrito Fernández, dice “yo se los juro que yo no fui”.

Pero no solo Vizcarra se mueve, también Cuen mandó poner sus espectaculares; “Puro Cuen”, dicen los mismos, e igual que Vizcarra niega que sean de su autoría; sin embargo, a su vez, la promoción del PAS y de su persona aumentó significativamente en enero, y aprovechando sus negocios, y la UAS, que es su principal sostén, un día sí y otro también hace proselitismo político.

Aunque ya están mermadas sus fuerzas y el descrédito del PAS por el corporativismo en la UAS, el uso político de la institución y la corrupción van en aumento. ¿O no?

El senador Rubén Rocha Moya tampoco desaprovechó el tiempo, desde que llegó al Senado admitió que su siguiente proyecto político era la candidatura a gobernador de Morena. Teje alianzas, hace acuerdos, suma adeptos, y todo lo planea pensando en la campaña del 2021. Hasta hoy es el que lleva delantera en Morena y, a pesar de que no hay directiva estatal en ese partido, un día sí y otro también se reúne con funcionarios de dicho partido.

Recientemente se vio a Rocha compartiendo “el pan y la sal” (más bien los camarones y aguachiles) con Ignacio Mier, el poderoso diputado federal que fue delegado nacional de Morena en Sinaloa; aquí en Culiacán, en el Mar en Sea, junto a Jesús Estrada Ferreiro, Raúl Elenes, la diputada Flor Emilia Guerra y otros empresarios y comensales; aparte de negocios, el tema fue la política y las campañas del 2021. ¿Será?

Aunque, por aquello de la equidad de género que es obligatoria, no debemos descartar a la senadora Imelda Castro, que también quiere la candidatura, y a Tatiana Clouthier, que no ha dicho que la quiera, pero se intuye que si no logra ser candidata en Nuevo León, pueda buscar serlo por Sinaloa. ¿Será?

Y en el PRI, Quirino puso freno al acelere de Sergio Torres, para que no use su espacio de secretario para promoverse; pero siguen activos Ricardo Madrid, Jesús Valdez y hasta Aarón Rivas. ¿O no?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo