Opinión

COVID-19: relatividad de las cifras

PUNTO DE VISTA

Por  Teresa Guerra

CIFRAS RELATIVAS. El presidente López Obrador, el día de ayer comentó que México, “a diferencia de otros países más desarrollados, tiene un menor número de muertos por la pandemia... si comparamos Bélgica, desgraciadamente (esto por millón de habitantes) entonces tiene 15 veces más fallecidos que nuestro país… España 11 veces mas, Inglaterra 10 veces más, Francia 10 veces más, Estados Unidos cinco veces más, Canadá tres veces más y Brasil dos veces más que México”.   

Es verdad que en todos esos países hay más muertes que en México, también es cierto que esos países tienen muchos más casos confirmados de contagios que México; Estados Unidos tiene 25 veces más casos de COVID-19 que México; Brasil tiene 5 veces más, España e Inglaterra 4 veces más, Italia 3.4 veces, Francia 2.7; también es real que en esos países se aplican muchas más pruebas para medir el contagio y causas de muerte por COVID-19 que nuestro país. Sobre todo España, que realiza 64 mil pruebas por cada millón de habitantes, Inglaterra 49 mil, Italia 56 mil, Estados Unidos 43 mil, Canadá 37 mil, mientras que en México son 1.6 mil pruebas por cada millón de habitantes. En estadística de baja letalidad, teniendo más contagios y población que México, sobresale China, la India y Rusia. Con igual casos o más, pero mucha menos letalidad está Chile, Saudi Arabia y Turquía.  

Así que en números todo depende del cristal con que se mida, porque la pregunta es si con 65 mil casos confirmados, el país supera los 7 mil muertos, ¿qué sería de México, si tuviera más de 1.6 millones como EUA, o más de 300 mil como Brasil y Rusia?  

Lamentablemente, en la pandemia es temprano aún para cantar victoria, menos, si estamos en las semanas donde los muertos seguirán contándose por cientos. ¿Será? 

LA POLITIZACIÓN DEL TEMA. Lo que sí es real, y ha sido muy desagradable, es que en medio de las muertes y tragedias que deja el coronavirus, un día sí y otro también, se vea la confrontación de los grupos políticos en México, unos queriendo ganar adeptos a causa de los desaciertos y las carencias del sector salud, y los otros, ponderando logros y aciertos del Gobierno. Lamentablemente, la crisis económica que dejará la pandemia será de graves dimensiones, el desempleo se multiplicará y la precariedad en los hogares y micro empresa también. 

Y el gobierno de AMLO se ha tardado en dar respuestas y apoyos a los asalariados que han perdido sus trabajos en el sector turístico y de servicios, y la polarización tampoco ayuda a su gobierno para tomar mejores decisiones, porque mete en el mismo saco a grandes empresarios con pequeños empleadores, y ni para unos ni para otros fluyen incentivos y apoyos. 

Y entre más se tarde el Gobierno en tener respuestas, más duras serán las secuelas de la crisis en trabajadores y micro empresarios. ¿O no? 

PARÁLISIS. El coronavirus paralizó muchas actividades productivas, sociales y económicas, pero también políticas; de alguna manera paró las precampañas que ya estaban a todo lo que da en varias entidades como la nuestra; también ha parado las iniciativas y propuestas que deberían fluir desde el poder legislativo federal, para paliar los efectos adversos de la crisis en asalariados y micro empresarios. No quieren (o no pueden) tomarle delantera al presidente, pero, entre menos lo hagan, más mal quedan. ¿O no? 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo