Opinión

Controversias y debates políticos

PUNTO DE VISTA

Por  Teresa Guerra

DEBATE INNECESARIO. El presidente confunde los roles de los medios internacionales. A ellos no les toca combatir la corrupción en México, esa es tarea que debemos hacer los mexicanos, nadie vendrá de fuera a hacernos la tarea, y mucho menos a componer en el Gobierno lo que la clase política del país ha descompuesto. Haber dicho que el Financial times “guardó silencio de la corrupción del pasado, cuando las reformas estructurales, y que está esperando una disculpa de ellos” no solo era abrir un debate innecesario, sino que es políticamente incorrecto. Menos mal que Arturo Herrera enmendó la plana, quien fue propuesto como secretario de Hacienda por AMLO para suplir a Carlos Urzúa, fue más prudente, al decir que no tenían por qué pedir disculpas los directivos del prestigiado periódico inglés, que eso no les correspondía a los medios.

El periódico Financial times lo que dijo sobre el Gobierno de México es que “el presidente debe confiar en los consejos de Arturo Herrera, su nuevo secretario de Hacienda, y apegar sus decisiones a la realidad económica y no a sus ‘datos’”. Afirmando que “los auspicios inmediatos no son buenos. Herrera le sugirió a este periódico (Financial times) este año que el proyecto de la refinería de Pemex podría retrasarse por razones financieras, pero horas después el presidente lo contradijo públicamente. La visible incomodidad de Herrera cuando su jefe se paró a su lado para anunciar su nombramiento solo agravará las preocupaciones”.

Eso fue parte de lo publicado por el Financial times, que incomodó al presidente; no porque estuviera acusando al Gobierno de López Obrador de corrupto, sino que alertaba de malas decisiones en la economía nacional. Lo cual no acepta el presidente, pero el texto de la renuncia de Carlos Urzúa también advirtió lo mismo sobre decisiones económicas insuficientemente sustentadas.

Aparte, en el país también empieza a darse un debate por los indicadores en materia económica; cada vez más hay polémica sobre si habrá recesión o solo poco crecimiento, y no el esperado y prometido por el Gobierno de la 4T. ¿Será?

CONTROVERSIA EN PUERTA. Las últimas semanas del periodo legislativo serán convulsionadas. El tema de las cuentas públicas amenaza con ser “la manzana de la discordia” entre legisladores. El mecanismo para la revisión de las cuentas públicas cambió, dio más facultades a la Auditoría Superior del Estado, restando la injerencia y el poder de los legisladores; según el propósito era no politizar el debate sobre el ejercicio de los dineros en los municipios; sin embargo, el tema en sí mismo es político. Aparte, la Auditoría Superior fue integrada por una mayoría diferente a la actual en el Congreso, y no hay plena confianza en su formas de trabajo por varios de los actuales legisladores. Aparte de la división que ya existe, y que se profundiza entre los integrantes del Poder Legislativo. ¿Será?

Otro tema que genera controversia es la reforma constitucional impulsada por Quirino Ordaz a inicios de su gobierno para reducir el número de diputados, de 40 a 30. Igual, esa iniciativa que fue aprobada por la mayoría priista de la anterior legislatura no es vista con buenos ojos por algunos integrantes del legislativo, que ven en ello solo el intento de restar fuerza al Congreso. Sobre todo porque el gobernador no acompañó su propuesta con un plan de reducción de secretarías en su Gobierno; al contrario, Quirino aumentó el número de secretarios, mientras al Poder Legislativo le pedía reducir su número, él, en su gabinete, ampliaba y acomodó a los priista derrotados en 2018. ¿O no?