Opinión

Crisis económica e Ismujeres

PUNTO DE VISTA

Por  Teresa Guerra

INCERTIDUMBRE ECONÓMICA. Más allá del contagio por el coronavirus, otro de los grandes miedos que se enfrentan en el país y a nivel internacional es la incertidumbre económica y la posibilidad de perder los trabajo e ingresos. Junto a la paralización del turismo por el cierre de fronteras, cancelación de vuelos, congresos y reservaciones, cierre de restaurantes, bares, plazas comerciales, entre otros, está la depreciación de la moneda, las caídas de las bolsas y de los precios del petróleo, así como los ingresos a nivel internacional, y la suspensión temporal de muchas áreas industriales y de producción.

México tiene tres grandes fuentes de ingresos, entre ellas sobresalen las remesas enviadas por los mexicanos que viven en el extranjero, principalmente en EUA, ya que cerca de 35 mil millones de dólares en 2019 fueron de remesas, colocándose México como el tercer país que más recibe remesas, después de la India y China. La otra gran fuente de ingresos es el turismo, con cerca de 25 mil millones de dólares de ingresos por ese concepto en 2019; y la otra son los ingresos petroleros, que están de picada por la baja de los precios del petróleo. 

Los tres pilares de la economía, junto a las contribuciones y las exportaciones, se verán severamente afectados en este primer semestre del 2020, con lo cual la situación económica de los mexicanos será muy complicada.

En la macroeconomía la situación se ve muy compleja, y en la microeconomía también, porque lo que se ve alrededor es parálisis de la actividad comercial, industrial, burocrática y de servicios, y no se sabe con claridad para cuándo podrá regularizarse la situación. Por lo pronto, hay miles de trabajadores que empiezan a resentir la disminución de sus ingresos, porque sus fuentes de trabajo están cerradas, sin clientes ni movimientos, y algunos los suspendieron del empleo sin salario o a media paga. 

Además, en México será más complejo el problema porque la mayoría de las fuentes de trabajo están en la microempresa, y gran parte de los trabajadores en la informalidad y con salarios bajos, es decir, sin prestaciones sociales ni estabilidad, y hasta hoy la oferta de apoyo del Gobierno federal son de microcréditos, de 25 mil pesos con tasas de interés del 6 por ciento, para microempresarios, lo cual seguramente ayudará, pero no resolverá sus dificultades. 
Por lo pronto, la urgencia a enfrentar es evitar el contagio, pero muy pronto la otra urgencia serán los dineros para la subsistencia. ¿O no?

ISMUJERES. Y en medio de la pandemia, el gobernador Quirino Ordaz aprovechó para hacer una propuesta a la dirección del Ismujeres, en la persona de Eva Guerrero, que, igual que su anterior propuesta para la ratificación de Araceli Tirado, no satisface a las organizaciones de mujeres que históricamente han trabajado en la atención y erradicación de la inequidad y violencia de género.

Es ofensiva la falta de sensibilidad del gobernador en el tema de género, su incomprensión y desatención; y aunque hay voces que pugnan por darle oportunidad al mandatario con su propuesta a Ismujeres, simple y llanamente, si no fuese por quienes desde los colectivos de mujeres alzaron la voz y cuestionan al mandatario, así como por legisladores locales que rechazaron su propuesta, ni siquiera hubiese existido convocatoria para renovar Ismujeres. Eva pudo ser candidata porque hay voces en las ONG que se atreven a cuestionar al gobernador, su falta de conocimiento y compromiso con el tema, incluyendo su propuesta para la dirección de Ismujeres. ¿O no?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo