Opinión

Excesos en funcionarios de Morena

PUNTO DE VISTA

Por  Teresa Guerra

DAÑO A LA 4T. Seguramente no han dimensionado el daño que se ocasiona al proyecto político de Morena con los excesos y exabruptos de algunos de sus alcaldes y funcionarios; no solo es un problema de Sinaloa, ha sido tema nacional cómo algunos funcionarios incurren en las practicas políticas que antaño criticaban de gobernantes del PRIAN, incluso las rebasan.

Es el caso de Billy Chapman, en Ahome, y Estrada Ferreiro, en Culiacán. El primero ha sido grosero, prepotente, omiso e irresponsable, no solo ante Dignora Valdez, la agente de la Policía que fue arrestada por denunciar el 8 de marzo la violación de derechos humanos de las mujeres policías, sino ante niñas, alumnos y ciudadanos, que reclaman con razón los deficientes servicios públicos que tienen en Ahome, que ya estaban mal, pero que empeoraron en la Administración de Chapman.

En vez de escuchar, el alcalde ofende; en vez de atender a la ciudadanía, huye, y en vez de enfrentar la inseguridad creciente en su municipio, la agrava con sus acciones. Hasta la sindica procuradora que ganó junto a él tiene miedo, por las amenazas de que ha sido objeto, por la agresividad de su actuar y el clima de inseguridad que se vive en torno al alcalde. Grave es la situación en Ahome, y más grave que nadie en Morena haga algo para frenar los excesos, omisiones y amenazas que vienen desde el Gobierno municipal.

En Culiacán el alcalde tiene como práctica la confrontación, agresividad verbal y prepotencia; no solo lo hace contra periodistas, también contra ciudadanos y trabajadores que cuestionan la deficiencia de servicios públicos y atención de problemas en la capital del estado. Que igual estaban mal en los Gobiernos del PRI, pero empeoraron con Estrada Ferreiro. La recolección de basura, ordenamiento vial, la desatención de parques y jardines, el alumbrado público, y mantenimiento de calles y de vialidades. En vez de oír a quienes les señalan las deficiencias, los confronta y descalifica; en vez de atender las peticiones ciudadanas, responde con agresiones y amenazas. Peor aún es que sus funcionarios de primer nivel imiten sus excesos y no le ayuden ni orienten para que hagan un buen Gobierno.

Ambos alcaldes debieran hacer un sondeo de opinión: la mayoría de los ciudadanos están inconformes y arrepentidos de haberlos apoyado, y lo que Morena no ha dimensionado es el daño político que el Gobierno de la 4T recibe con funcionarios con esos excesos. El descrédito de ser un proyecto de cambio para bien viene en aumento, porque la primera cercanía con los gobernantes se tiene en los municipios, y es grave la arrogancia y desprecio que tienen hacia los gobernados. ¿O no?

VIOLACIÓN A LA SOBERANÍA. Para bien se aprobó por fin el acuerdo comercial en América del Norte, que ya no será TLCAN, sino T-MEC (Tratado de México, Estados Unidos y Canadá, aunque algunos le dicen Tratado de Marcelo Ebrard). El acuerdo dará certidumbre a inversiones y puede incentivar la inversión extranjera, lo cual será positivo para la economía; sin embargo, lo que no se detalla son las concesiones que México tuvo que hacer para lograr la firma de dicho tratado. En principio, en materia laboral literalmente se permitirá la inspección estadounidense en los centros de trabajo en México, toda vez que era una de las peticiones de los demócratas en EUA, porque no confían en la aplicación de las reformas laborales en México.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo