Selecciona tu región
Opinión

Pendientes en Sinaloa

PUNTO DE VISTA

Por Teresa Guerra

-

OMISIONES Y DESATENCIÓN. No solamente en el tema de Seguridad Pública se heredarán pendientes por Quirino Ordaz, y serán problemas por resolver para el nuevo Gobierno, ya que el número de desaparecidos se ha multiplicado en los últimos años y es sin duda, como lo reclaman los grupos de búsqueda encabezados por valiosas mujeres, uno de los pendientes por atender por las autoridades entrantes. Ya que las estrategias de seguridad y de la fiscalía han sido fallidas en ese renglón, y en varios ilícitos que han aumentado, así como la impunidad, sin que deban seguirse aplicando las mismas medidas ni prevaleciendo las mismas omisiones e inacciones. Igual en los casos de violencia de género, donde se requieren cambios de fondo para combatir la incidencia de la violencia contra mujeres y la impunidad que prevalece en feminicidios, agresiones sexuales y violencia contra mujeres en el hogar. La Secretaría de Seguridad estatal hasta hoy, al igual que la Fiscalía, han quedado a deber a las familias, y a las mujeres víctimas de violencia.

En otros renglones, de la misma forma, deberán emprenderse cambios de fondo, como en el caso de la desatención a la formalización y estabilidad laboral de los trabajadores de salud; ya que desde 2008 no se emprende un programa masivo de basificacion. En el Gobierno de Jesús Aguilar, en junio de 2008, se otorgaron más de 2800 bases a personal de contrato del sector Salud, y desde entonces para acá, se ha omitido regularizar la situación laboral de más de tres mil trabajadores, entre ellos médicos, enfermeras, trabajadores sociales, psicólogos, radiólogos, entre otros, que no tienen seguridad social y que reciben salarios bajos. Teniendo solo un complemento de salarios, que se les da desde 2019 como compensación, a iniciativa del Congreso del Estado, sin resolver ello el problema de fondo que es la falta de formalización y de base, así como de prestaciones. Aparte del rezago que hay en miles de trabajadores del sector Salud, sobre todo enfermeras, químicos, psicólogos, odontólogos y trabajadores sociales, porque no les pagan de acuerdo a sus funciones, ya que ha muchos los tienen sin recibir el salario y prestaciones que les corresponden, porque no les dan el reconocimiento del código que les corresponde, de acuerdo a sus funciones y título. Esos entre otros problemas que se heredarán para el nuevo Gobierno. También en turismo hay pendientes, pese a ser uno de los renglones que más atendió el gobernador Quirino Ordaz, su estrategia se centró en el apoyo a Mazatlán, su ciudad de origen y donde tiene sus empresas hoteleras. Sin embargo, faltó promover otros destinos turísticos de Sinaloa, como El Fuerte, Cosalá, Topolobampo, Mocorito, entre otros, y apoyarlos más para su fortalecimiento como pueblos mágicos, y puerto de conexión en el caso de Topolobampo.

En Culiacán, Quirino Ordaz y Jesús Estrada Ferreiro, aún tienen tareas pendientes. La capital es una ciudad desordenada en su tráfico, contaminada, sucia, sin Planeación en su crecimiento, con mal mantenimiento de sus calles, con deficiente alumbrado público, y sin atención suficiente de sus parques y escasez de áreas verdes. Cierto que Quirino Ordaz construyó dos áreas más del parque las Riveras, y el parque Acuático, que son por cierto los parques más atendidos en la capital y de los más bonitos en Sinaloa, pero el resto de las áreas del parque Las Riveras, las que no construyó Quirino, están abandonadas, enmontadas, sucias, y con el río contaminado y sin dragar. Entre otros pendientes que hay en la capital de Sinaloa, y problemas que heredará en el estado.

Síguenos en