Opinión

Primer año de Gobierno

PUNTO DE VISTA

Por  Teresa Guerra

PRIMER AÑO DE AMLO. En la política y en la vida todo depende con qué enfoque veamos las cosas; en el México polarizado que vivimos, la mayoría avala al Gobierno de AMLO, mientras que otros, cada vez con más adeptos, descalifican los resultados del presidente. Preocupantemente para Morena y López Obrador, según la encuesta de Mitofsky, en este mes de noviembre el número de quienes le aprueban su Gobierno descendió a 58.6 por ciento, la más baja aprobación que ha tenido hasta hoy, y el número de quienes reprueban a su Gobierno subió a 41.3 por ciento.

El mes de mayor aceptación para AMLO fue febrero, con 67 por ciento; AMLO arrancó con un aval del 62.6 por ciento, así que ha bajado en aceptación, pero no tanto en relación a su arranque. Lo que también llama la atención es que López Obrador mantiene el apoyo entre jóvenes y que su mayor índice de desaprobación está en mujeres y en personas mayores de 30 años.

Los temas que siguen generando más críticas tienen que ver con la violencia e inseguridad pública, el bajo desarrollo económico en este primer año y las formas de gobernar que fortalecen el presidencialismo, incentivan la polaridad entre diversos sectores y debilitan a organismos autónomos y la división de Poderes. 

La principal fortaleza del Gobierno está en el impulso de los programas sociales, de apoyo a adultos mayores, personas con discapacidad y becas para jóvenes, así como la austeridad en los diversos niveles de Gobierno, porque aún cuando se cuestione que el ahorro no es el que se esperaba, lo real es que hoy los gobernantes y la clase política ganan menos.

La esperanza es que la economía del país pueda mejorar, y para ello AMLO anunció importantes proyectos de coinversión con la élite del sector privado; la duda es si va a rediseñar la estrategia de seguridad pública, porque hasta ahorita AMLO no ha dicho que va a corregir su política de seguridad, que a todas luces no está dando los resultados debidos, y la preocupación es que se siga concentrando el poder en una sola persona, debilitando la división de Poderes y los contrapesos que se generan desde la sociedad civil y los órganos autónomos. ¿O no?

Es poco tiempo todavía para medir todos los cambios que prometió el Gobierno de AMLO, pero quizá no deberían desestimar que viene creciendo el segmento de inconformes y que incluso, comparado con los Gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, el segmento de personas que desaprueban la conducción del Gobierno en el primer año, la de AMLO es la mas alta, porque al primer año Fox tenía un 38 por ciento de desaprobación, contra un 59 por ciento de aceptación, y Calderón un 39 por ciento en contra. Apostar a la polaridad y la división del país no ayuda a ser mejor Gobierno, y el presidente debería entenderlo. ¿O no?   

REVÉS A AMBIENTALISTAS. La semana pasada anunció el presidente los proyectos estratégicos para dinamizar la economía del país en los próximos años, aparte de la coinversión del sector privado con el público en áreas neurálgicas de energía e hidrocarburos. Llamó la atención que para Sinaloa el mayor proyecto de inversión privado está en la planta de fertilizantes en Topolobampo, que ha sido un tema que genera polémica aquí en la entidad. El aval del Gobierno federal a ese proyecto es un revés para los ambientalistas que se oponían a la planta, entre ellos Tatiana Clouthier. ¿O no?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo