Opinión

Reparto de culpas

PUNTO DE VISTA

Por  Teresa Guerra

REPARTIENDO CULPAS. En México cada día se suman miles de casos de contagios nuevos, ayer, el país superó a Inglaterra en número de casos, colocándose a nivel mundial en la posición ocho por contagios confirmados (y eso que casi no se hacen pruebas y no se mide plenamente la incidencia), y estamos en la posición cinco por número de muertes a nivel mundial, aunque seguramente el día de hoy se alcance a Italia en muertes, de tal forma que solo Estados Unidos, Brasil e Inglaterra estarán delante de México en muertes por la pandemia. Grave es el escenario.

Y en medio de la crisis e incertidumbre empiezan a repartirse culpas; el subsecretario Hugo López-Gatell, el viernes de esta semana, acusó que el aumento de los casos en México y el rebrote es producto de los desaciertos y las malas decisiones en los Gobierno de los estados. Es real que muchos gobernadores no han hecho bien su trabajo, particularmente en Sinaloa hay mensajes contradictorios que confunden a la población y no se da el apoyo suficiente al personal de salud, ni tampoco a los enfermos ni las familias cuyos familiares fallecen; además, se abrieron los espacios de trabajo, de recreo, hoteles y las playas en medio de la crisis y el aumento de los casos. 

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Sin embargo, también es real que el Gobierno federal ha tenido un discurso contradictorio; el propio Hugo López-Gatell puso una fecha de caducidad a la pandemia y un probable número de contagios y muertes en el país que fue rebasado desde hace meses; el color de los semáforos ha sido también confuso y desacertado, y desde la misma Secretaría de Salud federal se dio la instrucción de abrir centros de trabajo, espacios productivos, turísticos y comerciales, en medio de la crisis se reabrió todo, y por ello el aumento de miles de casos de contagios nuevos y de muertes.

Los gobernadores se han equivocado, sin duda, pero quien debe llevar la batuta en caso de una pandemia y una emergencia sanitaria es la federación; por ello se supone que todos los días sale el subsecretario a dar informes de cifras y proyectar el escenario nacional del COVID-19. Sin embargo, ha sido muy contradictorio el mensaje, no se comprende porqué si estamos en el peor momento, cambió el color de los semáforos a naranja y se ordenó reabrir casi todo y volver a la nueva normalidad. ¿O no? 

Es verdad que la crisis de salud en México por la pandemia es multifactorial, sin duda hay segmentos de la población que tampoco colaboran suficiente, no se cuidan ni cuidan a los demás, aparte, las enfermedades previas, hipertensión, diabetes, la obesidad, las carencias hospitalarias y de infraestructura también influyen negativamente. No obstante a ello, el capitán del barco era el Dr. Hugo López-Gatell, y él debía tener conocimiento de todas las complejidades y del panorama nacional, condiciones previas de salud de la población e infraestructura hospitalaria, para poder hacer una proyección y un pronóstico más certero de la curva de la pandemia; y no lo tuvo, por lo visto, porque él, al igual que los gobernadores, se ha equivocado en la proyección y conducción frente a la crisis en que estamos por el coronavirus. ¿O no?          

SIN PATERNIDAD. Las victorias tienen muchos padres, las crisis y los errores son huérfanos. Así que en adelante lo que vamos a ver es repartición de culpas, porque los desaciertos son evidentes. Vamos mal, y estaremos peor. ¿Será? 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo