Opinión

El SNTE, Gordillo y la reforma educativa

Elba Esther Gordillo goza de cabal salud, no solo recuperó su libertad, sino también sus millonarios bienes

Por  Teresa Guerra

Elba Esther Gordillo(EFE)

Elba Esther Gordillo | EFE

VIVITA Y COLEANDO. Elba Esther Gordillo goza de cabal salud, no solo recuperó su libertad, sino también sus millonarios bienes; cierto es que poco podía hacerse frente a una acusación mal fundamentada, que terminó como con Raúl Salinas, dejándole en libertad pese a la mala fama y sospechas fundadas de que ambos personajes políticos se enriquecieron al amparo del poder y la corrupción, y que están libres por la impunidad e ineficacia que hay en el sistema político mexicano.

No estaba enferma por lo visto la maestra, y también en eso nos engañó, cuando por condiciones de salud solicitó trato especial en su detención y una reclusión hospitalaria, no carcelaria. Desde su detención el SNTE confesó que más de 2 mil millones de pesos de las cuotas que aportaban maestros afiliados al sindicato fueron a dar a manos de la maestra Elba Esther Gordillo para sus gastos privados; a pesar de ello, la directiva del sindicato no quiso formalizar una denuncia penal en contra de su lideresa, mucho menos aportar pruebas de sus corruptelas, tampoco el Gobierno de Enrique Peña Nieto se esmeró para sustentar sus acusaciones contra la maestra; al revés, fueron endebles los fundamentos y sin pruebas que sustentaran los cargos; por ello salió libre, y también por ello recuperó su fortuna Elba Esther Gordillo.

Sin embargo, si bien es entendible que Elba Esther esté libre, lo que no es congruente es que en el Gobierno de López Obrador, en el cual se supone que tienen como prioridad el combate a la corrupción, Elba Esther reviva políticamente, se le hayan devuelto sin demora sus bienes y esté a punto de fundar un nuevo partido político, denominado Redes Sociales Progresistas, y se prepare para recuperar el control del SNTE. 

Una cosa es que Elba Esther Gordillo haya recuperado su libertad, por no haberse probado los cargos que le hicieron, otra que con premura en este Gobierno se le den todos sus bienes, y aparte le den juego político y cobijo desde el Gobierno para que la maestra vuelva a hacer de las suyas, reviva el control y corrupción sindical que caracteriza su desempeño.

¿Será que sí hubo pacto de AMLO con Elba Esther y que la alianza continúa?

REFORMA EDUCATIVA. Finalmente la Cámara de Diputados aprobó la derogación de la reforma de Peña Nieto en materia educativa; el dictamen aprobado parece que no dejó contentos a los de la CNTE, que se opusieron al dictamen argumentando que se mantenían aspectos sustanciales de la reforma peñista. La reforma derogada tenía críticas fundadas porque no modificó los contenidos académicos, ni mejoró la formación de los docentes, circunscribiéndose a ser una reforma gremial, que quitó poder al sindicato y atemorizó a maestros con evaluaciones punitivas.

Sin embargo, a pesar de ser derogada esta reforma, la CNTE no queda conforme porque el control para el ingreso y la permanencia de los docentes seguirá en manos de la SEP.

Aparte de la inconformidad de la CNTE, el mandato presidencial expedido en Semana Santa exhibió a un Poder Legislativo subordinado, sin libertad para decidir por sí mismo. Se supone que la división de Poderes es un logro democrático que fue plasmado en la Constitución desde 1824, y el nuevo Gobierno debe respetar esa división y fortalecer el poder parlamentario; pero al emitir el mandato antes de la derogación del Congreso, AMLO le dio la razón a sus críticos al afectar la división de Poderes. ¿O no?