Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Tiempos de la Universidad de Sinaloa

Por: Marco Antonio Berrelleza

El 3 de septiembre de 1962, el doctor Fernando Uriarte concluye su periodo rectoral al frente de la Universidad de Sinaloa.

En su mensaje final dijo: “La Universidad de Sinaloa debe mantener en forma inalterable la tendencia liberal, laica y nacional de la enseñanza; la orientación, los métodos de enseñanza y las finalidades de la educación que se imparta en la Universidad de Sinaloa, deben inspirarse en el propósito de formar el nuevo hombre de México, el ciudadano ejemplar a que aspira la actual reforma educativa.

La universidad debe tener siempre en cuenta las necesidades colectivas a fin de contribuir al desarrollo económico y social de Sinaloa y del noroeste de México.

La Universidad deberá pugnar por que el sinaloense deje de ser sólo un ‘individuo’, para que adquiera el carácter y la categoría de connacional de un país, de nuestro país; que sepa que vive en México y que, quiéralo o no, está comprometido con sus semejantes en un destino común y nacional.

O sea: la Universidad de Sinaloa debe contribuir a darle mayor amplitud a los conceptos de nacionalidad y mexicanidad.

La Universidad debe forjar, no profesionales que usufructúen mercantil y egoístamente una determinada profesión, sino que debe hacer de cada egresado un servidor, un trabajador y un conductor social”.

El doctor Uriarte había llegado a la rectoría el 31 de agosto de 1959.