Opinión

Titular de Sader encabeza reunión de evaluación de la actividad pesquera

Por  Fernando Zepeda

El titular de Sader. En las instalaciones de Conapesca se realizó la reunión. El objetivo: analizar la situación pesquera nacional e instrumentar los programas necesarios para hacer de la pesca una actividad sustentable. El encuentro estuvo encabezado por el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos. Debe saber Villalobos que la actividad pesquera enfrenta retos difíciles en cada una de sus ramas. La industria del camarón carga con sus propios “fantasmas” que hacen crisis cuando se conjuga una mala temporada de pesca con el elevado costo del precio del diesel. Por más de una ocasión en los últimos años, la zafra camaronera en altamar se suspende por incosteabilidad. La falta de producto y el precio del combustible provocan el “amarre” adelantado de las embarcaciones camaroneras. En la pesca del camarón en bahías y esteros la situación es peor. En pocas semanas se agota el producto. Y las capturas paran. Así como estas pesquerías, el resto presenta sus problemas muy particulares. Ahí está la industria del atún. Desde hace tiempo se rompió la cadena reproductiva. Y cada vez más, la flota atunera se tiene que desplazar a mayores distancias para lograr magras capturas. El principal productor, procesador y comercializador del atún es Pinsa. Y la empresa se ve precisada en ocasiones a comprar en otros países producto para mantener su planta productiva y laboral. Villalobos tiene enfrente un verdadero desafío. El comisionado de Conapesca, Raúl Elenes, también. Luego de las reuniones de trabajo, el secretario de Sader, Víctor Villalobos, se reunió por la noche con el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

Se unen síndicos procuradores. Su labor incomoda a los alcaldes en turno. Y en algunos municipios, las nuevas administraciones heredaron a un ente llamado Órgano de Control Interno (OCI). Que se ha convertido, como en Mazatlán, en contrapeso del síndico procurador y defensor a ultranza de alcaldes y demás funcionarios municipales señalados por irregularidades. Los síndicos procuradores elaboraron una iniciativa para que se fortalezca y mejoren las atribuciones de todos ellos. Cada uno de los síndicos procuradores compartió con sus compañeros de otros municipios sus experiencias en estos primeros siete meses de gestión. La de Mazatlán, Elsa Bojórquez, apuntó ante sus compañeros de todo el estado que se han tenido roces con el alcalde Luis Guillermo Benítez porque se denunció que familiares de su pareja aparecen en algunas áreas del Gobierno Municipal. Ya se presentó una denuncia por casos de nepotismo. Y otra por tráfico de influencias ante el Órgano de Control Interno. “Y nada hicieron”. Por ello, el caso está siendo presentado ante el Congreso del Estado y la Auditoría Superior en Sinaloa. Esperemos que diputados y auditora no se conviertan en cómplices del alcalde de Mazatlán, como sucedió con el titular del OCI, Rafael Padilla.

Ahí te hablan, “Químico”. El empresario hotelero Ernesto Coppel Kelly recibió la tercera “Certificación Prime” otorgada a Pueblo Bonito. El empresario, al que hace unos semanas descalificó el alcalde Luis Guillermo Benítez y pidió ponerle “un bozal”, fue reconocido por Bancomext, la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles y la Bolsa de Valores. Cuando se es miope político suele suceder esto. A Coppel Kelly le hacen lo que el viento a Juárez. Y ahí está la muestra.