Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Todo en uno

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

El alcalde Sergio Torres Félix durante la semana pasada giró órdenes a Héctor Raúl Benítez Verdugo, secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, de que acondicionara un espacio mayor dentro de las instalaciones de la Secretaría para los vehículos de los infractores que sean detenidos.

Este fin de semana, ya se utilizó el estacionamiento de los empleados y visitantes como una especie de corralón, a fin de que los infractores no tengan que ir de un lado a otro tras ser detenidos y ahí mismo, en la Secretaría, paguen su multa y la del vehículo.

Antes, los ciudadanos que eran detenidos, eran llevados al tribunal de barandilla y la unidad en la que viajaban a las instalaciones de Tránsito Municipal o a alguna pensión particular.

Después de recuperar su libertad, ya fuera pagando la multa o cumpliendo con las horas de arresto, tenían que dirigirse al sitio donde había quedado, bajo resguardo, su vehículo para realizar el trámite que le permitiera recuperarlo.

Cuando menos ahora a quienes sean remitidos a la barandilla les van a ahorrar esa vuelta, pero a decir de Benítez Verdugo, seguirán con la mano dura, por lo que nadie está exento de que se le detenga en caso de que incurran en faltas o insulten a la autoridad.

Además de adecuar espacios para poder tener más detenidos y unidades en el mismo sitio, las autoridades municipales también deberían de capacitar mejor a sus elementos y socializar más el Bando de Policía y Buen Gobierno.

A su vez, deben de aplicar la ley por igual a toda la ciudadanía, sin solapar a nadie, dado que pocas veces, o nunca, se ve que se detenga a infractores "de dinero", o que conducen unidades de lujo.

Como luego dicen, "o todos coludos o todos rabones", si lo que quieren las autoridades es que se respete la ley y se dé una mejor convivencia social.