Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Todos mintieron

ITINERARIO POLÍTICO

Si nos atenemos a la declaración de hechos contenida en la averiguación previa AP/PGR/SEIDO/UEI, sobre la captura de Joaquín Guzmán Loera —que ayer dio a conocer el diario Excélsior—, tenemos que concluir que todos los ciudadanos mexicanos fuimos engañados sobre la detención de "El Chapo". Más aún, si no les gusta a algunos que fueron víctimas de un engaño por parte de las instituciones del Estado mexicano, por servidores públicos y gobernantes, se puede decir que todos mintieron sobre la manera en que supuestamente se produjo la detención del criminal más buscado del mundo.

Y es que según la citada declaración de hechos —formulada por marinos que participaron en la captura de "El Chapo"—, un hombre desconocido que pedía ayuda "desesperadamente" alertó a los marinos sobre un hombre armado que había entrado al condominio Miramar, en Mazatlán. Al realizar la inspección de rutina, los marinos encontraron al escolta de "El Chapo" y luego al jefe del cártel del Pacífico.

La declaración ministerial —que consta en documentos oficiales citados por Excélsior— no sólo desmiente de manera rotunda la versión oficial del gobierno mexicano, sino que ridiculiza las versiones del gobierno de Estados Unidos, que pretendió adjudicarse un inexistente mérito por la captura de "El Chapo".

Lo cierto es que todos en el gobierno mexicano mintieron sobre los detalles de la captura del criminal más buscado. Más aún, el domingo 2 de marzo, El Universal publicó como nota principal la versión de la "'Fortuita' aprehensión de 'El Chapo'" —a partir de una conversación entre marinos, grabada de una frecuencia de radio—, lo cual fue desmentido por la propia Marina Armada. Ayer, sin embargo, se confirmó la versión expresada por dos de los marinos que realizaron la detención. Sí, se trató de una captura fortuita, como lo prueba la siguiente declaración oficial.

"Siendo aproximadamente las 06:40 horas del día de hoy (22 de febrero), del año en curso, al encontrarnos realizando funciones propias de esta institución en el combate en contra de la delincuencia organizada en el estado de Sinaloa, precisamente en la ciudad de Mazatlán, los suscritos, a bordo de unidades oficiales, mientras circulábamos por la Avenida del Mar, precisamente por el edificio conocido como Torre Miramar, una persona de aproximadamente 1.80 metros, de complexión delgada, quien vestía pantalón de mezclilla y playera azul tipo polo, nos hizo el alto con las manos.

"Yo, quien estaba del lado del copiloto, le pregunté qué se le ofrecía, a lo que me respondió que unos minutos antes había visto a una persona armada al interior de la torre de departamentos conocida como Miramar, que estaba asustado y que nos pedía ayuda desesperadamente".

Dice el declarante que "con el fin de descartar cualquier amenaza en contra de los vecinos del condómino", bajaron del vehículo "realizando un despliegue por todos los pisos de la citada torre. No encontramos ningún sujeto armado en los pisos uno, dos y tres.

"Continuando con la búsqueda. Al llegar al cuarto piso, frente a las citadas escaleras se encuentra el elevador por lo que doblamos a la derecha, observando que, de frente, sobre el pasillo, está el departamento 402, y al continuar avanzando doblamos a la derecha nuevamente y en ese momento que doblamos a la derecha, como a dos o tres metros, frente al departamento 401, por fuera, se encontraba una persona del sexo masculino con un arma larga en la mano.

"Fue entonces —describe el marino— que le indiqué con voz fuerte y clara: 'Armada de México, tire el arma'". Ante esta advertencia, sigue el relato, "el sujeto nos apuntó con el arma e ingresó corriendo al departamento 401, por lo que ante la presencia de un arma larga ingresamos en persecución de la persona armada sin perderlo de vista, alcanzándolo en la sala del departamento 401. En ese momento tira el arma al piso de la sala y dice 'Me doy, no hay problema'".

El hombre detenido era Carlos Manuel Hoo Ramírez, "El Cóndor", escolta y "secretario particular" de "El Chapo", el criminal más buscado. El marino también dijo que había todo un arsenal, por lo que exigieron la autorización respectiva para portar. "El Cóndor" dijo que no contaba con ellos, que las armas eran para proteger a su jefe.

En ese instante, según la declaración ministerial, "El Chapo" salió de la otra habitación, y fue detenido.

¿Y las versiones de un minucioso trabajo de inteligencia del Estado mexicano? ¿Y la avanzada tecnología? ¿Y los drones? ¿Y la tecnología aportada por Estados Unidos? ¿Y las chabacanas versiones periodísticas? ¿Y ahora qué van a decir las instituciones del Estado mexicano? Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx