Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Traición y desorden

PUNTO DE VISTA

¿TRAICIÓN AL GOBERNADOR? Incrédulo y muy indignado, dicen reaccionó Malova cuando a bocajarro el alcalde de Guasave, "Kory" Leyson, le informó que el equipo de beisbol "Los Algodoneros", cambiaba su plaza de Guasave a Jalisco. Para cualquier gobernador perder un equipo de beisbol podría no ser asunto importante y no indignarlo tanto; para Malova, en cambio, es afrenta. Porque además de jugador y empresario en ese deporte, el gobernador ha sido "atravesado" y apasionado defensor, no sólo de plazas, sino de intereses de los empresarios como "el Chino" Ley, que invierten en ese deporte. Y he ahí su ofensa: hombres como Juan Manuel Ley, por cuyos proyectos e intereses el gobernador ha "abogado" en tribunales, excediéndose, incluso, de sus facultades, y dispuesto a poner en riesgo su cargo, al afirmar el mandatario para el caso del conflicto del estadio Ángel Flores, que "habría nuevo estadio en Culiacán" aunque él perdiera su puesto. Resulta, que a la hora de decidir y votar favorablemente para que el equipo de Algodoneros se fueran a Jalisco, ni siquiera le informaron al gobernador su decisión, mucho menos le tomaron en cuenta. El agravio Malova lo resintió como afrenta que le hacen los empresarios, hombres a quienes ayuda y por quienes pelea, incluso violentando procedimientos.

Esto confirma que a la hora de tomar sus decisiones los grandes empresarios, no sólo aquí en Sinaloa, en cualquier lado, ponderan sus intereses económicos, sin considerar lealtades, amistades, o el "terruño". ¿Acaso olvidó Malova cuando todos ellos le hicieron el vacío en la campaña del 2010, para irse con Jesús Vizcarra? Lo paradójico es que el mandatario también ha olvidado cumplirle a algunos que sí lo apoyaron y se la jugaron con él. Así es la política, y así son los hombres del dinero.

DESORDEN UASEÑO. Los más indignados eran los ejecutivos de Banorte, a quienes ni "agua va" les dijeron las autoridades de la UAS, respecto a la cancelación repentina del pago de la nómina a través de tarjetas de ese banco. El desorden fue mayúsculo, la UAS no está preparada para hacer el pago por medio de cheques a miles de trabajadores, y el banco tampoco para atenderlos en ventanilla, menos para cancelar cuentas de miles de tarjetahabientes, algunos con créditos pendientes que otorgaron con la garantía del pago de salarios por medio de tarjeta. Los dejaron "colgados", y ¿cuál fue la razón del repentino cambio? Uno sólo: el juicio que la UAS perdió por el descuento del Fideicomiso, y que obliga a la institución a devolver a cientos, millones de pesos. Los tribunales ya dieron su ultima palabra: el descuento es ilegal e inconstitucional, y la Universidad tendrá que detenerlo y regresar millones de pesos a quienes ganaron el proceso. Y también ese es el problema: "los dineros no aparecen"; ¿se irían a campañas del PAS?

Pagar con cheque es con el objetivo de hostigar uno a uno a los demandantes y obligarlos a que retiren su demanda, condicionando su quincena a cambio del desistimiento. El director de Recursos Humanos, Ramón López Hernández, en el caso de un connotado universitario que también demandó, dijo: "a ese por mis huev.. No le pago", él los asesoraba..." Insisto, no saben ganar juicios, sólo saben golpear.

[email protected]