Opinión

Transición pactada

OJO INDISCRETO

Por  Tomás Chávez

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel.(EL DEBATE)

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel. | EL DEBATE

Debido a las buenas relaciones que el gobernador Quirino Ordaz tiene con el presidente Andrés Manuel López Obrador, en los medios políticos, y rumbo al 2021, ya se empieza a hablar de la posibilidad de una transición pactada, donde uno de los dos designe al candidato el cual podría ser indistintamente de Morena o del PRI.

Incluso personajes cercanos al grupo de Quirino, como Jesús Aguilar Padilla y Jesús Vizcarra, ya han dado los primeros pasos de acercamiento con AMLO; al senador de Morena Rubén Rocha también se le atribuye una cercanía con ellos, lo que reafirma la teoría que en la cúpula del gobierno del estado y del federal se pudieran estar dando negociaciones en este sentido.

Para tener buenas cartas a la hora de la contienda, el gobernador a puesto a trabajar, y también a muestrearse al máximo a sus colaboradores de primer nivel, como son los secretarios de Educación, Alonso Mejía; de Desarrollo Social, Álvaro Ruelas; de Pesca, Sergio Torres, y hasta ha sacado a que se dé baños de sol y a que le pegue un poquito el sol al de administración y finanzas, Carlos Ortega. El dirigente del PRI, Jesús Valdés, también quiere estar en la jugada.

Aunque falta tiempo para la hora de la decisión definitiva, hasta el momento ninguno de los aspirantes se ha despegado suficiente del pelotón como para considerarlo como precandidato único, todavía los opacan Héctor Melesio Cuen, Gerardo Vargas, Aarón Irízar y la señora Rosy Fuentes, pero a la mera hora también harán falta candidatos a alcaldes, diputados federales y diputados locales, por lo que todos siguen en la competencia interna de muestreo.

En la pasada elección, producto de amarres en la cúpula, Quirino llegó a la gubernatura para relevar al grupo malovista que no puso ninguna resistencia y por eso ahora tampoco se puede descartar una transición pacífica de la misma naturaleza. Cuestión de esperar un poco de tiempo.

Popurrí. No hay ninguna explicación oficial para que Sinaloa y Sonora aparezcan como los estados con la gasolina más cara, con precios de la magna que fluctúan entre los 19.98 pesos y los 21.42, de acuerdo con los datos que dieron a conocer los funcionarios de Profeco, y esto como es lógico golpea el bolsillo y el poder adquisitivo de la población y de los transportistas.

Aunque como atenuante hay que reconocer que durante las últimas semanas el precio de los combustibles ha venido bajando, que ya en varias gasolineras de esta ciudad se expende el litro a 20 pesos con 15 centavos, en unas dos a 19.98 y en una a 18.89. Pero sigue el agravante que todavía persiste práctica de dar litros incompletos.

DRENAJES. A marchas forzadas se trabaja en varios frentes de la reconstrucción del sistema de drenaje, en el bulevar río Fuerte y Rosales, en Rosales y 10 de Mayo, en el bulevar Zacatecas, en la colonia Anáhuac y en la Texas, en Degollado y Juan de Dios Bátiz y en Las Mañanitas, con amas recursos de Japama y del Gobierno del Estado, pero aunque concluyan a tiempo estas obras antes del inicio de las lluvias, serán todavía muchos de los tramos de drenaje colapsados sin reparar y constituirán un peligro de inundaciones.